Dady Brieva, ovacionado en el Verdi, se mostró como un agudo observador

17 julio 2016

Dady Brieva, ovacionado en el Verdi, se mostró como un agudo observador

Para Destacar

  • "Una hermosa recorrida por nuestra memoria de cosas simples y por donde campeaba una inocencia y un espíritu familiero que ahora solamente se evoca", escribió Alejandro Coschica sobre el espectáculo de Dady Brieva.

Artículos Relacionados

A sala llena, en el Teatro Verdi, anoche, fue ovacionado el humorista (ex Midachi), Dady Brieva, quien presentó su espectáculo “Dadyman: recuerdos de barrio” que tras presentarlo en Buenos Aires recorre las principales salas teatrales del país, entre estas, Villa María.

Desde su infancia en Santa Fe hasta sus primeros tiempos en Buenos Aires, pasando por pinceladas de la familia, las fiestas, los hijos, y la nu0010200557-665x363eva paternidad, “Dady” transita como sólo él sabe hacerlo por situaciones plenamente identificables para un público que vió en “Dadyman” un espejo de sus propias historias a plena carcajada. En este espectáculo, “Dady” se ofrece como un “relator de situaciones de las que no hay registro” apelando a entrañables personajes, música, canciones, anécdotas,

nostalgia y fundamentalmente un humor inigualable.

“Dadyman” (en un uni personal de casi dos horas) cuenta con monólogos que llevan al público de diferentes edades a recordar vívidamente momentos del pasado, siendo conducidos por todas las facetas de la alegría.

Alejandro Coschica (reconocido contador público local y hombre de las letras), quien ocupó una de las butacas del Verdi anoche, calificó de “hermoso” el espectáculo y es más.  “Para los que tenemos más de cincuenta imprescindible”.
“El tipo -escribió en su Facebook Coschica- un agudo observador desgrana anécdotas, sin respiro, una más hilarante que la otra,
Todos los que hemos ido a las confiterías con pantalones “piel de durazno” y plataformas, y hemos cabeceado alguna mina, para ver si podíamos enganchar los lentos con ella estamos de parabienes”.
“Así también -acotó- los que la abuela criaba gallinas y todavía tenemos el olor de las plumas en nuestra memoria de cuando las pelaban con agua caliente. Las mesas navideñas con primos , tíos y parientes varios aunque siempre algún colado, que invariablemente terminaba con una gigante ensalada de frutas.

En síntesis. Una hermosa recorrida por nuestra memoria de las cosas simples y por donde campeaba una inocencia y un espíritu familiero que ahora solamente se evoca”.

 

 

17 julio 2016

UNITEVE en vivo

El Tiempo en Villa María

Buscar por fecha

enero 2018
D L M X J V S
« Dic    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031