¡Escándalo en Tribunales! Jueza Mariel a los gritos le sacó tarjeta roja a la mitad de sus colaboradores

30 diciembre 2016

¡Escándalo en Tribunales! Jueza Mariel a los gritos le sacó tarjeta roja a la mitad de sus colaboradores

Para Destacar

  • El lío tomó tal magnitud que el fiscal de Cámara, Francisco Márquez, en su rol de Superintendente de la Cuarta Circunscripción Judicial, le dio participación a la fiscal de Turno, Silvia Maldonado.

Artículos Relacionados

La titular del Juzgado de Niñez, Juventud, Violencia Familiar y Penal Juvenil;Inés Mariel (reemplaza a la jubilada Cecilia Fernández) de los tribunales villamarienses ayer, cuando faltaba una hora y media para que comenzará la feria judicial, le hizo saber a través de email (¿?)a la mitad de los empleados que allí se desempeñan (unos 5), que cuando regresaran de vacaciones, el 1 de febrero, ya no trabajarían allí porque les pidió el pase. ¡Los echó!

El hecho originó que los trabajadores indignados, sobre todo porque la magistrada utilizó el correo electrónico para informarle su decisión cuando estaban a un par de metros de ella, nada más; le golpearan la puerta al despacho a su señoría para pedir explicaciones por la sorpresiva e intespectiva medida, tras lo cual comenzó una fuerte y tenso dialogo que, al decir de los presentes, habría incluido improperios e insultos, por parte de Mariel(tiene 55 años).  Gritos y hasta, se sospecha, agresiones por parte de la jueza para con los trabajadores, lo que originó que a las 12.45, dos ambulancias lleguen hasta la sede del Juzgado a prestar ayuda. En lenguaje adolescente… ¡Estaba sacada! El escándalo ya era de proporcione. La gente que esperaba ser atendida eran los espectadores de una Justicia que mostraba sus hilachas.

Fue tal el escándalo que el superintendente de la Cuarta Circunscripción Judicial, Francisco Márquez (fiscal de cámara) bajó desu oficina en el quinto piso del edificio, a planta baja, para ver lo que sucedía ante lo cual convocó a la fiscal de Turno, Silvia Maldonado, para que actúe, ponga orden y así lo hizo de manera inmediata.

Todo era un desorden. Gritos de la magistrada quien pierde rápidamente la paciencia y no tiene nada de tolerancia. Los empleados querían saber las razones por los que les dio el pase. La mayoría de estos hace más de quince años que trabajan en el Juzgado.

¡Hasta su secretaria le dio puerta la jueza!

Ines Mariel, con su actuación profesional, como jueza de Violencia Familiar, ayer dejó mucho que desear. Su imagen de decoro se fue al cesto de los papeles.

La magistraba pretende que los trabajadores que cumplen funciones en su juzgado trabajen más horas por día sin pagar por ello un solo centavo ni compensación horaria alguna.
Quedó en claro que la relación de su señoría para con quienes son sus dependientes es mala. Pésima.

La fiscal Silvia Maldonado (quien concurrió acompañada por un secretario) le costó trabajo volver a poner orden tras lo cual inició una causa judicial por lo sucedido. En particular busca saber si, como dicen los empleados, la jueza Mariel, agredió físicamente a algunos de ellos, más allá de los improperios que disparó.

Mariel, aunque tome vacaciones, tendrá que brindar su testimonio como también los empleados.

30 diciembre 2016