Traspaso servicios de agua y cloacas: A Peressutti no le cayó bien que Gill la dejara afuera

21 agosto 2017

Traspaso servicios de agua y cloacas: A Peressutti no le cayó bien que Gill la dejara afuera

Para Destacar

  • Martín Gill y Alicia Peressutti. Una relación conflictiva que saca a luz una pelea por el poder.

Artículos Relacionados

La relación política-institucional entre el intendente, Martín Gill, y la auditora General, Alicia Peressutti, es más que tensa luego de la “devolución de gentilezas” que le hizo el jefe comunal al dejarla afuera (a pesar de que tiene competencia establecida en la Carta Orgánica de Villa María) del traspaso de los servicios de agua y cloacas, por parte de la actual concesionaria, la Cooperativa de Trabajo 15 de Mayo, al Municipio.

En el ex Palace Hotel la han puesto en penitencia, y en el frezzer, a Peressutti tras la visita del presidente, Mauricio Macri, su ONG “Vínculos en Red”, en barrio La Calera. Para colmo, la mujer, le arruinó el postre a Gill cuando este invitó al vicegobernador, y candidato a diputado nacional por Unión por Córdoba, Martín Llayrora, a entrevistarse con la dirigencia de estatales por la Fábrica Militar. Un día antes, Alicia había logrado que el ministro de Defensa de la Nación, Oscar Aguad los recibiera. Gill y Llayrora suspendieron la visita y se dedicaron a caminar por la peatonal.

“Es incontrolable”, se afirma desde el entorno de Gill cuando se refieren a Peressutti quien los sorprendió en las PASO (primarias) cuando la Justicia Federal le encomendó verificar transparencia en el control que le mandó a realizar en Correo Argentino. No solamente en Villa María sino además en Bell Ville y Marcos Juárez.
Peressutti no le perdona a Gill que la “entregó”, cuando no tenía nada que ver, ante la Justicia por la desaparición de las declaraciones juradas de Eduardo Accastello cuando ella aún no había pisado la Auditoría General.

También despierta intrigas en el Ejecutivo la cada vez mayor cantidad de colaboradoras que tiene la auditora cuando le tienen cerrado los “grifos”. Le dan lo que le corresponde por presupuesto nada más. Alicia se las ingenia para conseguir contratos de la provincia y la Nación.

Por su parte la mujer entiende que, el que empezó la guerra, es el propio intendente, al bajarle una defensora desde la Provincia para neutralizar sus acciones.

Así las cosas habrá que esperar nuevos pases de facturas. La mujer es difícil de roer y promete dar lucha hasta política. Un dato. Cada vez son más aceitadas sus relaciones con punteros barriales peronistas (que critican a Gill y a Nora Bedano), sindicalistas y dirigentes sociales. Está armando su propio capital. Es decir, de zonza nada tiene. Mientras tanto prepara su nuevo viaje a El Vaticano para visitar a su amigo, el papa Francisco.

21 agosto 2017

UNITEVE en vivo

El Tiempo en Villa María

Buscar por fecha

mayo 2018
D L M X J V S
« Abr    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031