Destacada Principal | 13 millones | Bell Ville | hija

Deberá pagar 13 millones por no reconocer a su hija

La justicia de Bell Ville condenó a un hombre a pagar 13 millones de pesos por no reconocer a su hija que hoy tiene 38 años.

Un hombre deberá pagar 13 millones de pesos a una hija que reconoció cuando ésta tenía 38 años, pese a tener conocimiento de su paternidad desde la concepción de la misma. El juzgado de Bell Ville condenó al empresario a pagar esa cifra por daño moral y pérdida de chance (actual y futura) por falta de reconocimiento filiatorio extramatrimonial "tempestivo" según publicó el portal digital La Voz de San Justo.

Según publicó el medio mencionado, el juez Eduardo Pedro Bruera consideró probado que el demandado conocía, desde su concepción, que la mujer era hija suya. En efecto, el hombre había mantenido relaciones íntimas con su madre, cuando esta trabajaba en un club social frecuentado por el empresario.

Lo que consideró el juez también es que al no haber sido reconocida ni haber recibido los aportes económicos que corresponden, la mujer vio un impacto negativo en las posibilidades ciertas de una mejor calidad de vida.

"Es notoria la diferencia que se advierte -desde las aristas social, emocional y económica- respecto de las posibilidades con las que contaron sus hermanos biológicos. Las ostensibles asimetrías se vieron materializadas a partir de concreción de los estudios superiores/universitarios, obtención de logros económicos, viajes realizados, propiedades habidas, participación en sociedades comerciales, etc.", enfatizó el juez Bruera a La Voz de San Justo.

Podes seguir leyendo:

La Justicia investiga la muerte del interno en la cárcel de barrio Belgrano

¿Quién es el hombre que fue condenado por abuso sexual contra seis niñas?

¿La muerte del papel? la abrumadora mayoría de los villamarienses lee diarios

Bell Ville: productora anunció que realizará un Gran Hermano

La policía detuvo a dos jóvenes que habrían robado una batería

Comunicate con nosotros por WhatsApp: click aquí

Dejá tu comentario