Judiciales |

A media máquina: Se jubiló Miguel Gaitán y quedó un solo Juez de Faltas

A poco tiempo de inaugurarse la nueva sede del Juzgado de Faltas de la Municipalidad de Villa María, en calle Lisandro de la Torre al 300 ( ex edificio del PAMI), uno de los magistrados locales, el abogado Miguel Gaitán se acogió a la jubilación y se encuentra vacacionando por Europa.

Hasta que se concurse el nuevo cargo, Héctor Paschetto se encuentra trabajando como único juez, acompañado por dos secretarios y personal administrativo.

Para designar al nuevo juez que reemplace a Gaitán, la Carta Orgánica prevé que el postulante  sea designado por el Departamento Ejecutivo, con acuerdo del Concejo Deliberante, que deberá convalidar al nuevo juez con mayoría espacial, es decir con el voto favorable de las dos terceras partes de los ediles.

Previamente el letrado propuesto deberá rendir un  concurso ante el Tribunal Municipal de Admisiones y Concursos – órgano en el que debe estar representado el Colegio de Abogados de Villa María- y  es obligatorio que se garantice la idoneidad de los postulantes para el cargo , así como la igualdad de oportunidades para el acceso al mismo.

Cabe recordar que la Justicia Administrativa de Faltas debe decidir y juzgar todas las causas que impliquen infracciones o violaciones a  las ordenanzas, así como a las normas de la Nación y la Provincia cuya aplicación sea de competencia de la Municipalidad.

Por parte quien se postule como juez de faltas deberá cumplir varios requisitos: Ser argentino, mayor de 30 años de edad y  tener 6 años de ejercicio profesional como abogado, magistrado o funcionario del poder judicial de la provincia o la Nación.

Cabe recordar que el bloque de Juntos por Villa María presentó un proyecto de creación de una Cámara de apelaciones para la justicia administrativa de faltas- conformada por tres vocales-  como segunda instancia para revisar las decisiones de los jueces municipales.

 

 

 

Foto nuevo edificio Juzgado de Faltas.

 

Dejá tu comentario