Destacada Principal | Accastello | Gill | Villa María

La grieta Gill-Accastello dividió a los gremios en día clave

Camioneros, Luz y Fuerza y ATE (dividida), que responden a Gill, marchan contra la reforma jubilatoria. CGT y CTA, pro Accastello, hacen una olla popular

Este día se recuerda un nuevo aniversario del Cordobazo y los gremios, lejos de estar unidos por los trabajadores, están divididos. La grieta política entre Martín Gill y Eduardo Accastello separó en dos bandos a quienes debería interesarles sólo la defensa de los trabajadores.

Esta jornada estará marcada por una protesta en contra de un avasallamiento de los derechos, y es el recorte de las jubilaciones que implementó Schiaretti. La medida encontró en la Unicameral los votos positivos necesarios, incluyendo el de las legisladoras accastellistas Liliana Abraham y Adela Ghirardelli.

El malestar que se generó fue inmenso y esta tarde, desde las 15.30, hay una caravana de protesta. La concentración es en Cárcano y San Luis. La consigna es "Contra la reforma Previsional de Schiaretti". Se puede ir en moto, auto o bicicleta "siempre respetando la distancia social, con barbijo, carteles y banderas".

Los gremios que convocaron a esta protesta son el Sindicato Regional de Luz y Fuerza (SiReLyF) seccional Villa María, el Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) Villa María y zona, Sindicato de Camioneros y el Frente Sindical Popular (FSP). También anunciaron que se suman UTEM (Unión de Trabajadores de los Estados Municipales) y la CTA Autónoma.

Todos estos espacios son más afines al gillismo y resaltan cómo fue el voto del accastellismo en la Legislatura de Córdoba.

Por otro lado, la CGT, la CTA y organizaciones estudiantiles participan de distintas olla populares para dar alimentos a más de 500 familias. Lo hacen en los Barrio Nicolás Avellaneda y Los Olmos de Villa María; como asi también en el predio de AOITA en la ciudad de Villa Nueva.

Se menciona tibiamente la medida que el gobierno provincial impulsó en contra de los jubilados.

Las distancias entre quienes siguen a Accastello o a Gill se hacen notar incluso hoy, en el aniversario del Cordobazo, cuando más unión debería haber.

Dejá tu comentario