Destacada Principal | acoso sexual | tránsito | laboral

Acoso sexual: Despidieron a empleados municipales

Una vez firmes los fallos por acoso sexual y laboral en el área de tránsito de la Municipalidad, durante los años 2007-2009, se dispuso su apartamiento.

Se trata de Fabián "mojarrita" Carranza y Rubén "paco" Quevedo. Ambos ya no pertenecen a la planta municipal y el acuerdo al que llegaron es el acceso a un retiro anticipado que implica el otorgamiento de un dinero. En el caso de Carranza está más avanzado porque fue el primero cuyo fallo quedó firme y van a percibir ese retiro en 24 cuotas que es un monto menor a un salario que les va a permitir llegar con los aportes jubilatorios, para acceder al beneficio de la pasividad cuando llegue el momento.

Causa Quevedo

El caso de Quevedo es más complejo, debido a que primero fue absuelto y luego llegó al Tribunal Superior de Justicia y dictaminaron que le deben pagar a la mujer todo lo que hubiese ganado en ese tiempo y que no puede hacerlo debido a los problemas mentales que le generaron los acosos sexuales sufridos mientras trabajaba en tránsito.

Se trata de una cifra muy importante, por eso se estima que no alcanzaría ningún retiro voluntario de Quevedo para afrontar la situación, de quien era secretario general del SUOEM.

Su caso, tuvo como denunciante a Ivana Chialvo, que fue particular porque cuando llegó a la Cámara laboral, la audiencia estuvo presidida por Iliana Cuevas de Atienza, y le dio la razón a Quevedo y dijo que si había existido una relación esta era consentida por lo que decidió recurrir al Tribunal Superior de Justicia, donde revirtieron totalmente la sentencia.

Causa de Carranza

Carranza fue acusado por Marcela Quiero por acoso sexual en el ámbito de trabajo, en ese momento no solo eran Jefes de tránsito sino autoridades del sindicato, por lo que cuando hacían este tipo de propuestas a las mujeres, que quedó firme con sentencia judicial, les decían "si accedes a mis peticiones, te voy a hacer renovar el contrato".

El juicio contra mojarrita Carranza fue elevado a la Cámara laboral de Villa María presidida por Osvaldo Samuel, quien dispuso una condena y le dio la razón a la denunciante.

No estuvo conforme Carranza y accedió al Tribunal Superior de Justicia donde ratificaron la sentencia del juez Samuel, sentencia. Hoy ambos deben pagar por el daño causado de esas mujeres.

WhatsApp Audio 2020-11-13 at 9.10.29 AM.mp3

Dejá tu comentario