Destacada Principal | adolescentes | Senaf | residencia

Revuelta en una residencia de la Senaf: adolescentes hirieron a dos policías y una educadora

Usaron púas para agredir al personal y destrozaron varios sectores de la casa ubicada en barrio Comercial.

Un grupo de adolescentes provocó graves disturbios en el interior de una residencia juvenil “Medio camino” de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) en Córdoba. Agredieron con púas a dos policías y a una educadora.

La revuelta comenzó durante los primeros minutos del lunes y se extendió hasta cerca de las 4 de la madrugada. Los vecinos de la residencia, que está en avenida Vélez Sarsfield 5958, alertaron a la Policía por ruidos y gritos de los adolescentes.

Desde la Senaf confirmaron que, como consecuencia del ataque de siete menores de edad, dos policías que esa noche estaban de custodia resultaron con heridas y lesiones, al igual que una educadora de la residencia.

Hasta el momento se desconoce el motivo del levantamiento contra el personal, pero fuentes de la residencia aseguraron que sería porque no les permitieron consumir drogas.

Uno de los efectivos tuvo cortes en la cabeza provocados por una púa y dislocación en la articulación de un hombro. El otro oficial resultó con fractura de rodilla. La mujer, en tanto, recibió un puntazo que le provocó una herida leve en un brazo y sufrió contusiones por golpes.

ste grave hecho de violencia es un nuevo dolor de cabeza para la Senaf, tras conocerse públicamente la investigación por la posible comisión de irregularidades administrativas que involucran a agentes de la sede Deán Funes de la institución por un caso de abuso sexual en perjuicio de niñas.

Desde la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia señalaron que tres de los adolescentes involucrados en la revuelta fueron trasladados a otros establecimientos "para descomprimir" y que puedan recibir un tratamiento específico por el consumo de drogas.

Nuevo paradigma

La vivienda donde ocurrió la revuelta depende de la Senaf y allí se alojan chicos de entre 13 y 17 años que viven una compleja realidad familiar. En el lugar también se albergan adolescentes que tienen antecedentes por delitos y son no punibles, de acuerdo con el programa integral de Justicia Juvenil Restaurativa que empezó a regir en el país el 22 de marzo pasado y que se aplica en Córdoba desde diciembre.

Este programa nacional que abarca todo tipo de delitos establece un sistema no punitivista ni garantista. Plantea que sí hay que responder ante los hechos delictivos cometidos por menores de edad, pero utiliza a la sanción y a la pedagogía como un medio para cambiar conductas.

Este nuevo paradigma en la justicia juvenil y su abordaje ocurre en Córdoba en el marco de la instrumentación de la reforma N°9944 de la ley provincial de Promoción y Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, que rige desde septiembre pasado.

Esa modificación de la norma establece en su artículo 93 que los jueces tienen que remitir a los adolescentes no punibles a los organismos de protección. O sea, los chicos menores de 16 años no pueden ir presos y tienen que estar a cargo de la Senaf.

Esta reglamentación entró en vigencia a fines del año pasado y los equipos técnicos de la institución, del Poder Judicial y de la Municipalidad de Córdoba están en pleno proceso de formación.

Dejá tu comentario