Destacada Principal | Alberto Fernández | Cristina Fernández | santiago del estero

Alberto Fernández defendió su gestión: "Fueron días traumáticos"

El presidente Alberto Fernández pidió terminar con el odio, y definió al gobernador de Santiago del Estero como "el más peronista de los radicales".

Alberto Fernández, presidente de la Nación, tiende puentes para restablecer el diálogo con la oposición tras el atentado contra la vicepresidenta Cristina Kirchner. Lo hizo durante un acto de entrega de viviendas en Santiago de Estero, en el que elogió al gobernador aliado a Casa Rosada, Gerardo Zamora, y usó de ejemplo para avanzar en acercar partes.

En consonancia con el trabajo que lleva adelante el ministro de Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, el mandatario señaló un cartel que sostenía una de las personas presentes en el público, que llevaba escrito "Basta de odio", y reafirmó la necesidad del trabajo mancomunado con todos los sectores.

"En 2003 era jefe de Gabinete de Néstor Kirchner, apareció un intendente de la ciudad que quería ser gobernador de Santiago del Estero, que no estaba con nosotros. Ganó esas elecciones, y se vino a Buenos Aires, nos tomamos el primer café y hablamos por primera vez", recordó en referencia del mandatario provincial al tiempo que alagó su trabajo en la provincia.

"Me acuerdo que le dije a Néstor, no entiendo por qué este tipo está en contra nuestro porque piensa y habla como nosotros. Es un radical, aún hoy, pero tiene esa mirada integradora como muchos y ese respeto por las democracia que muchos tenemos, también la vocación de dialogar para encontrar salidas que muchos tenemos", agregó ante la mirada de Zamora.

En la misma línea, reveló que tras asumir a la presidencia, compartió con el gobernador el balance de la gestión de Mauricio Macri, a la que calificó como "cuatro años perdidos y desperdiciados", en la que se privilegió al resto del país por sobre el resto.

"Los dos veíamos lo que habíamos pasado en la Argentina, cuatro años perdidos, desperdiciados, donde mucha de la obra pública que había encarado Cristina se había abandonado. Veíamos los resultados de una gestión concentrada en el centro, y poco atenta al resto del país", afirmó el jefe de Estado.

Asimismo, remarcó que se necesita de la articulación entre las autoridades de la Nación y las de la Gobernación, y destacó el trabajo conjunto que mantiene con el jefe provincial. "Para poder hacer lo que necesitamos es que haya dos que pensemos parecido respecto a como resolver los problemas de nuestro pueblo, no importa si es radical u oficialista", reiteró.

"Tal vez yo crea que él es el más peronista de los radicales, o que él crea que yo soy el más radical de los peronista, lo importante es que queremos justicia social para nuestros pueblos. Lo que vengo a demostrar es que para que podamos lograr estos resultados hace falta que podamos unirnos en objetivos comunes, profundizar los puntos de acuerdo y minimizar las diferencias", amplió.

Cumplidos los mil días de gestión, Alberto Fernández confesó que fueron tiempos "traumáticos", marcados por la pandemia del Covid 19, la invasión de Rusia a Ucrania, y la renegociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Dejá tu comentario