Destacada Principal | Alquileres | aumentos | inquilinos

Alquileres: Preocupa el nuevo índice de actualización

La modificación a la ley de alquileres estableció que los aumentos no se fijan en el contrato sino que se rigen por un índice que incluye la inflación.

La fórmula para los aumentos de los alquileres se integra por partes iguales con inflación y salarios; Inquilinos autoconvocados advierten que en nuestra provincia habrá aumentos que irán del 100% al 150%.

La suba se aplicará para todos los contratos de locación que se hayan firmado o renovado desde julio del año pasado. Tanto inquilinos como propietarios firmaron contratos desconociendo los incrementos, ya que el índice se conoce mes a mes.

A partir de mañana (1 de julio) comenzará a regir en todo el país el nuevo índice de actualización de alquileres, tal como lo establece la ley nacional número 27.551 promulgada el 30 de junio de 2020. Según el artículo 14 de dicha norma, los aumentos que deberán afrontar los inquilinos se actualizarán una vez al año (ya no cada cuatro o seis meses), y en base a un promedio entre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec, y la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (RIPTE) de Anses.

“Nos preocupa lo que viene”

Consultada por Radio Ya la presidenta del Colegio Profesional de Corredores Inmobiliarios, Virginia Manzotti, presidenta del Colegio Profesional Inmobiliarios de la Provincia de Córdoba, explicó que durante 2021 la actualización “será del 41% al 42% en Córdoba, en base a la ley vigente cuando en la provincia “siempre se cobraba del 35% al 40%”.

“Cuando el Estado interviene en los contratos de privados provoca estos problemas”, expresó la mujer, a la vez que recordó que en 2020 no hubo aumento en los alquileres debido al DNU firmado por el presidente Alberto Fernández. “Nos preocupa lo que viene. Los propietarios están sacando los inmuebles porque la rentabilidad es la más baja de la historia. Al haber menos oferta, los contratos aumentan”, aseguró Manzotti.

La nueva normativa nacional contempla, entre otros puntos, que el plazo mínimo del alquiler pasa de dos a tres años. Sobre el particular, el locador estará obligado a informar las condiciones de renovación de contrato con tres meses de anticipación. Otro tema importante es que los inquilinos no deberán pagar los impuestos que gravan sobre la propiedad (por caso, el Inmobiliario municipal y Rentas provincial) ni las expensas que no sean las habituales (como un juicio laboral que deba afrontar un consorcio de departamentos).

A su turno, el depósito de alquiler pasará a ser de un mes por contrato y no por año. Además, su devolución debe realizarse en el momento de restitución del inmueble y compensando el último alquiler. Por su parte, los arreglos deben ser pagados por el locador. Si el inquilino paga por cualquier reparación debido a su urgencia o demora del locador, éste debe descontar el gasto del alquiler.

Dejá tu comentario