Destacada Principal | alquileres | Ley de Alquileres | aumentos

¿Cuánto aumentan los alquileres y cómo calcularlo?

Los alquileres aumentan una vez al año según un índice que fija el Banco Central. Es necesario aplicar ese índice al valor inicial del alquiler.

Desde la aprobación de la Ley de Alquileres los aumentos de los importes a pagar son anuales y se rigen por un índice que publica el Banco Central de la Nación.

Ese índice es un promedio de la inflación y de la variación salarial. Con una inflación altísima y las negociaciones paritarias que intentan acercarse a esos porcentajes, los aumentos de los alquileres se ven afectados y superará el 70% de incremento en noviembre. En septiembre fue del 60% y en octubre del 67%.

Este incremento no se puede calcular hasta que se llega a la fecha en donde el mismo se produce, es decir que si el contrato entró en vigencia el 1 de noviembre hay que esperar a ese día para hacer el cálculo de los importes que se pagarán por los próximos 12 meses.

Haciendo una simulación y tomando como base un alquiler de unos 20 mil pesos, y considerando un contrato cuya vigencia empezó a regir desde el 31 de octubre del año pasado, el mismo debería incrementarse un 73% desde hoy y pasaría de esos 20 mil a $34.625.

¿Cómo calcular el aumento del alquiler?

Para calcular el aumento del precio del alquiler se puede consultar el Índice de Contratos de Locación (ICL) que publica todos los días el Banco Central, y que contempla la variación de la inflación (según el Índice de Precios al Consumidor IPC del Indec) y los salarios, de acuerdo con la remuneración promedio de los trabajadores estables (RIPTE).

Sin embargo hay formas más sencillas y existen páginas que hacen el cálculo de manera automática una de las más conocidas es arquiler.com y otra es calcularalquiler.com.ar. Allí cualquiera puede ingresar el valor inicial del alquiler, la fecha de entrada en vigencia y calcular. El resultado que se mostrará en ambos casos es el valor del primer año (que figura en el contrato) el del segundo ya con el índice aplicado y en caso de corresponder el tercer año con los incrementos correspondientes.

Según la Ley de Alquileres vigente, el plazo mínimo para los contratos de alquiler de viviendas es de 3 años y el precio del alquiler se fija como valor único, por períodos mensuales y con ajustes anuales, que se efectúan en base al ICL. Es decir, cada 12 meses los inquilinos deberán afrontar una suba en base a los aumentos salariales y la inflación, siempre sobre el valor original del alquiler.

Hasta fines de junio de 2020, antes de ser promulgada la Ley de Alquileres (27.551), el precio se definía cuando se firmaba el contrato, y ese monto total se dividía por los 24 meses de duración del alquiler y, en general, se pactaba con subas semestrales.

Dejá tu comentario