Destacada Principal | angiógrafo | equipo | Villa María

El Sanatorio de la Cañada presentó su nuevo angiógrafo

El Sanatorio de la Cañada presentó el angiógrafo adquirido a principio de año y al personal médico encargado del servicio de hemodinamia.

El Sanatorio de la Cañada presentó esta tarde el angiógrafo adquirido a principio de año y al personal médico encargado del servicio de hemodinamia. Este equipo, el cual permite trabajar con más precisión, es de última tecnología y único en la región.

Mauricio Pompei, director financiero del grupo GEA, dialogó con Villa María Ya! sobre las bondades del mismo: "Estamos presentando un servicio de hemodinamia integral, desarrollado en Villa María, con el mismo equipo profesional quirúrgico que funciona en Córdoba Capital, de la mano de una inversión muy grande que ha hecho el grupo".

Pompei destacó que este equipo de hemodinamia posee la mayor configuración posible, y fue enviado por Shimadzu, una empresa japonesa con quien mantienen "muy buena relación".

"Permitirá una lucidez en cuanto a la visión que tenga el médico integral y el abordaje de la patología de hemodinamia, neurocirugía, aneurisma, que no tienen otros equipos. Una rapidez increíble y una visión super HD, imposible de conseguir en otro lado", explicó Pompei.

"Es el avance normal y natural que se va dando en la medicina después de tanto tiempo. Hace un montón de años que estamos en medicina y esto pasa habitualmente", destacó.

"Estratégicamente se quiso poner un punto neurálgico entre Córdoba y Rosario y entre San Francisco y Río Cuarto. La tecnología que tenemos en Villa María no tiene nada que envidiarle a Buenos Aires, Córdoba o Rosario", enfatizó el director financiero de GEA.

Por otro lado, Villa María Ya! también accedió al testimonio del Dr. Lucas Gerbaudo: "Es un equipo de última línea que nos permite trabajar sobre todas las patologías cardiovasculares. Es el más nuevo de la zona, como un auto cero kilómetros", comentó.

"Nos permite hacer muy buenos diagnósticos, y eso a su vez nos permite dar los mejores tratamientos, lo que le da seguridad a nuestros pacientes", sostuvo Gerbaudo.

El angiógrafo se utiliza para lo cardiaco, infartos, stents, válvulas cardiacas, todos los sectores vasculares del cuerpo (ej arterias tapadas en las piernas o úlceras crónicas), territorio de las carótidas o a nivel cerebral, aneurismas y ACVs.

"No hay otro angiografo de última línea en la zona de Villa María. Para la zona de influencia es un avance muy importante. Este proyecto para conseguir este angiografo es previo a la pandemia, y la puesta no es solo en el equipo, sino también en el grupo médico", dijo el Dr.

"Genera muy buenas imágenes con bajas dosis de radiación tanto para el paciente como para el equipo médico, por lo que tiene un concepto claro de lo que es la radioprotección", agregó.

"Además nos da la posibilidad de hacer tomografías intraoperatorias; es decir si se está operando al paciente y se cree que puede haber un sangrado a nivel cerebral, se puede hacer una tomografía sin necesidad de trasladarlo del angiógrafo al tomógrafo. Lo mismo puede suceder con la cavidad abdominal", destacó el médico.

Dentro del personal encargado del área se encuentran los dedicados al neurointervencionismo, a la cirugía cardio vascular, a la cardiología intervencionista, a la electrofisiología de arritmia y a todo lo que es la parte preventiva y detección de patologías.

"Al tener un buen aparato que nos permite brindar una muy buena imagen, nos permite ser mucho más certeros. Por ahí podemos lograr éxitos un poquito mayores, en un 1 o 2%, que parece ínfimo, pero son vidas, y cuando uno cae en ese 1 o 2% dejan de ser números y pasan a ser más sensibles", concluyó el Dr. Gerbaudo.

Dejá tu comentario