Destacada Principal | ANMAT | Argentina | golosina

La ANMAT prohibió una golosina conocida y querida por todos

La ANMAT prohibió la elaboración, fraccionamiento y comercialización de un famoso producto argentino por presunta falsificación.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió este jueves, a través de su publicación en el Boletín Oficial, la comercialización de una famosa golosina argentina: el Mantecol.

Mediante la Disposición 3604/2022, publicada en el Boletín Oficial, el organismo prohibió la "elaboración, fraccionamiento y comercialización en todo el territorio nacional del producto falsificado en cuyo rótulo luce ‘Postre a base de pasta de maní y cacao marca MANTECOL, RNE Nº 02-0000604, RNPA Nº 02-569076, presentación envase de plástico 3,3 Kg”

Se trata de “un producto falsificado, por carecer de registros y por estar falsamente rotulado al consignar en su rótulo los registros de establecimiento y producto pertenecientes a la firma Mondelez Argentina SA, resultando ser un producto ilegal”.

La denuncia presentada ante el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 2 de San Isidro destaca que el legítimo elaborador recibió tres denuncias de consumidores que indicaron que el alimento tenía elementos extraños.

Luego de una investigación, la empresa determinó que el producto investigado no es fabricado ni comercializado por Mondelez Argentina SA ya que constató que se distingue con una versión de rótulo parecida a la que se utilizaba en el año 2014.

¿Cuáles son las diferencias?

La golosina falsificada tiene diferente contenido neto que el que se comercializa en la actualidad, la imagen del mantecol falsificado es poco nítida con bordes negros, y la denominación del falso dice “Postre a base de pasta de maní y cacao” mientras que el legítimo indica “Postre a base de pasta de maní con almendras y cacao”.

En la disposición, que lleva la firma del director de la Anmat Manuel Limeres, se adjunta imagen de los rótulos de forma comparativa del alimento ilegal y del producto genuino.

Fuente: El Cordillerano

Dejá tu comentario