Destacada Principal | años | denuncia | Víctimas

"Era casi todos los fines de semana durante casi dos años"

Micaela Marveggio, quien fue violada cuando a los 6 años y denunció ayer al abusador (pública y judicialmente), accedió a dar una entrevista a Villa María Ya. 

Micaela Marveggio, quien fue violada cuando era niña y denunció ayer al abusador (pública y judicialmente), accedió a dar una entrevista a Villa María Ya. Habló sobre la fortaleza para denunciarlo luego de tantos años, problemas a la hora de denunciar y el apoyo a las víctimas.

"Sergio Gómez era la pareja de mi mamá cuando yo tenía 6 años", comienza Micaela. "Fue en Villa María, en la calle San Luis al 2600, barrio San Martín, donde vivíamos en ese momento. Era casi todos los fines de semana durante casi dos años". dice. Fue abusada hasta los 7 años y medio.

"Mi mamá nunca supo nada, ni ella ni nadie de mi familia, nunca le dije nada a nadie. Todo conocido y familiar se enteró a través de la denuncia y de las publicaciones que he hecho".

"Me impulsó el apoyo de mi pareja, yo ya me venía preparando, sabiendo todo lo que me esperaba. La fortaleza e impulso final vino a partir de que el día jueves apareció él (Gómez) en la casa de mi abuela buscándome. Ahí fue donde decidí no quedarme más callada, ir rápido a la fiscalía y hacer la denuncia".

"Me fue a buscar porque aparece una publicación en Facebook donde lo escrachan por violación, y coincidía con los años en los que vivía conmigo. Me escribió mucha gente después de que yo haga esto público, pero mucha gente tiene miedo y no quiere salir a hablar".

"Toda mi familia vino a apoyarme, y lo que le he pedido a todos es que no se haga justicia a mano propia; creemos en la Justicia argentina, a pesar de los errores de algunos de los policías de no tomar este caso en serio", mencionó.

Problemas para hacer la denuncia

"Hubo una cabo, a donde voy por segunda vez, que no me quiso tomar la denuncia. No lo tomó en serio, me dijo que como él todavía no había sido notificado no me podía tomar la denuncia".

"El día jueves, cuando me presento a hacer la denuncia (la primera), hago una restricción que me cubría desde las 12 de la noche hasta las 12 y media del mediodía, que abría la fiscalía de tribunales, y en ese momento lo iban a ir a notificar".

"Me dijo la fiscal que estaba de turno que si a mi me llegaba algún mensaje o si este hombre se quería comunicar conmigo por algún medio, me tenía que presentar a hacer una segunda denuncia".

"El viernes recibo un llamado de esta persona, me presento a la fiscalía nuevamente a hacer otra denuncia como me habían dicho, y la cabo me dice que él no había sido notificado porque no lo habían encontrado el jueves a la noche, así que ella no me iba a tomar la denuncia".

"Así que a mi desde las 12 de la noche hasta el viernes a las 9 de la mañana me podría haber pasado cualquier cosa porque la persona no estaba notificada; yo tenía ese papel y él no sabía nada".

"Yo cuando voy a hacer la denuncia el jueves, les dejo número de teléfono y direcciones del domicilio y del trabajo de esta persona. Supuestamente cuando lo fueron a notificar a su domicilio no lo encontraron".

Un mensaje para las demás víctimas

"Lo que le digo a la gente es que no tenga vergüenza, que se animen a contarlo, que hagan la denuncia así van presos los que hacen estas cosas. Una vez que lo contás es difícil porque tenés que recordar toda esa parte, pero es bueno porque te sacas una mochila demasiada pesada y podes seguir adelante mejor".

"Pueden contar conmigo que las voy a apoyar a todas las víctimas, porque soy parte, sé lo que es pasar por eso y se lo fuerte que es callarse y llevarlo por muchos años. Mis redes sociales están abiertas y me pueden mandar mensaje que les voy a contestar y los voy a ayudar".

Dejá tu comentario