Destacada Principal | APDH | Nano | TSJ

Caso "Nano": la APDH acompaña el pedido de la querella

La APDH Regional Villa María afirmó que acompañan el pedido para que el TSJ revise el fallo del juicio por el homicidio de "Nano" Martínez.

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) Regional Villa María emitió un comunicado titulado "Cuando la Justicia es injusta", en el que afirma acompañar el pedido de la querella para que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Córdoba revise el fallo del juicio por el homicidio de Miguel Alexander "Nano" Martínez.

Precisamente, este es el comunicado completo de la entidad, que fue corregido y autorizado por el copresidente de APDH Nacional, Guillermo Torremare:

"La Antigua Roma adoptó la imagen de una diosa femenina de la justicia, que se llamaba Iustitia. Desde tiempos romanos, Iustitia ha sido frecuentemente representada llevando una balanza y una espada, con los ojos vendados y el pie derecho sobre una serpiente.

La balanza significa el reparto justo y la equidad, porque se pondrán -en cada lado de la balanza- los argumentos y pruebas de cada uno, midiendo la fuerza de apoyo de un caso y la oposición.

La venda en los ojos representa que la Justicia es imparcial y objetiva en sus decisiones, que es igual para todos, que sus fallos se toman sin miedo ni favoritismos, independientemente de la identidad, el dinero, el poder o debilidad. La Justicia no es ciega, simplemente tapa sus ojos para no ver a las personas involucradas, para que nada viole su objetividad y precisa tener los ojos bien abiertos para decidir en cada caso, distinguir sin duda la verdad de la mentira y resolver lo más adecuado en cada cuestión.

La espada significa que la Justicia castigará con severidad a los culpables. simboliza el poder de la razón y la justicia, que puede ser ejercido a favor o en contra de cualquiera de las partes. Esto es, que deja caer la fuerza de la espada sobre quien trate de desequilibrar la balanza, no viendo las particularidades del individuo, sin importar que sea joven o viejo, rico o pobre, enfermo o sano, blanco o negro, virtuoso o criminal.

El pie descalzo sobre la serpiente simboliza que la justicia aplasta al mal.

Su iconografía moderna adorna con frecuencia juzgados y tribunales. Así el TSJ de la Provincia posee, en su edificio, un tímpano con un bajorrelieve en cuyo centro aparece la Justicia, exhibiendo sus condiciones de equidad, equilibrio, del justo medio, la imparcialidad y castigo severo a quienes violen la ley.

En ese mismo friso, al lado de la Justicia están el Derecho y la Ley.

En otras palabras, el poder judicial tiene la obligación de hacer cumplir la ley, escuchando a las víctimas, en particular a los sectores históricamente violentados”.

Pero esto no sucedió en el juicio por el brutal asesinato del joven Alexander “Nano” Martínez, de 22 años, perpetrado a fines del mes de mayo de 2020. La injusticia y la desproporción de fuerza se puso de manifiesto desde el primer instante. El joven Martínez fue secuestrado con engaños, asesinado, incinerado en forma incompleta y enterrado, por lo que estuvo desaparecido durante ocho días.

Durante el debate se cuestionó, en innumerables ocasiones y en una misma línea, la conducta de Alexander, quien hoy no se puede defender, dejando deslizar la idea de que por su conducta tal vez merecía ese fin. Y en el fallo, se hizo una valoración incompleta y parcial de las pruebas.

La justicia no miró con objetividad e imparcialidad y la espada no cayó con severidad sobre los acusados, no fue garante de la igualdad y de los Derechos Humanos, aquí el más importante, el Derecho a la Vida.

En la balanza no pesaron las pruebas contundentes e irrefutables en contra de los acusados, y nos preguntamos si, este tribunal ha tomado esta decisión desde una perspectiva clasista ante la vulnerabilidad y desventaja de Alexander y de su familia, para que la pena fuera simbólica: menos severa para uno de los culpables y la absolución al otro de ellos.

En el juicio por el asesinato de Nano Martínez, durante el debate y con el fallo nos encontramos con que la Justicia se transformó en la serpiente que muerde los pies a los descalzos.

Esta es una muestra preocupante de la crisis de legitimidad que jaquea el rol de la Justicia de la República Argentina, por su insensibilidad ante el asesinato de una persona indefensa y ante el sufrimiento de su familia.

Desde APDH Regional Villa María, acompañamos el pedido de la querella para que el Tribunal Superior de Justicia de la Pcia de Córdoba revise el fallo por el crimen de Alexander Martínez".

Temas

Dejá tu comentario