Destacada Principal | arbolado público | Municipalidad | Villa María

Arbolado público: Hay fecha para solicitar permiso de poda

La elección de los meses de junio y julio se debe a que la mejor época para la poda es durante la finalización del invierno

A partir del mes de junio, la Municipalidad de Villa María autorizará las solicitudes para el podado del arbolado público. Indican que en estas fechas no se encontrarán expuestos al contagio de hongos o patógenos que los pongan en riesgo.

Se debe previamente solicitar un permiso y este se otorga siempre y cuando la poda se haga por casos específicos, como ramas secas, rotas o próximas a caerse que representen un peligro para quienes circulen por la zona.

La autorización se emite, previo una evaluación de cada situación presentada y se debe solicitar a la Coordinación de Planificación de Espacios Verdes dependiente de la Secretaria de Ambiente de la Municipalidad. Cabe destacar que si se realiza la poda sin previo permiso, será sancionada.

Cuándo se puede solicitar el permiso

Como bien se mencionó, la poda se realiza por casos específicos siempre y cuando no afecte su crecimiento.

Otros casos estipulados para la solicitud del permiso, es en el caso de que se quiera facilitar su crecimiento, eliminar ramas que puedan estar causando molestias en propiedades privadas o cuando obstaculicen el correcto alumbrado público o la visibilidad de carteles y señalizaciones.

La mejor época de poda es en los meses de junio y julio

Según indican, la mejor época para la poda es finales de invierno porque los árboles se encuentran sin sus hojas y permite ver mejor las ramas. No se ve afectado el crecimiento porque no hay necesidad de producción de savia, como es cuando está en plena etapa de crecimiento como es en temporada de primavera o verano.

Por eso los permisos podrán solicitarse a partir de los meses de junio y julio, donde además los ejemplares son menos propensos al desarrollo de hongos por las superficies que quedan expuestas al corte.

Por su parte, cabe destacar la importancia del arbolado público y sus funciones esenciales para el medio ambiente por lo que su preservación es de vital importancia. Genera sombras y ayuda a bajar la temperatura en la ciudad, produce oxígeno y filtra el dióxido de carbono del aire. Amortigua los sonidos y disminuye los vientos.

FUENTE: puntalvillamaria.com

Dejá tu comentario