Destacada Principal | Asesinato | Martínez | crimen

Marcharon por el asesinato de "Nano" Alexander Martínez

Familiares de la víctima y vecinos de la ciudad marcharon pidiendo justicia por el asesinato del joven villamariense.

Se realizó la marcha en la plaza centenario, allí se encontraba la familia de Alexander "Nano" Martínez, amigos y vecinos pediendo justicia por el asesinato del joven villamariense, que tiene como únicos imputados a Joaquín Munarriz y Tomás Cánova.

La mamá de Nano, Mirta Martínez, se comunicó con Vlla María Ya!, y aseguró que junto con el asesinato de su hijo se llevaron su propia vida. "Lo único que me queda es pedir justicia", afirmó.

La marcha se generó a raíz de que los abogados defensores de Munarriz y Cánova solicitaron la nulidad de la investigación por encontrar "violaciones a las garantías institucionales".

Villa María marchó por Nano Martinez

Fue este pedido de los abogados de los imputados el que motivó a la mamá de Martínez a convocar a la marcha. "No puede ser que me lo hayan matado como lo hicieron. Es una injusticia muy grande. Yo ya no tengo nada, lo único que me queda es que los asesinos vayan a la cárcel", le dijo a este medio durante un llamado telefónico".

La mujer, contó que se reunieron en la plaza y marcharon hasta la fiscalía para pedir justicia por el asesinato del joven de 22 años.

La mamá de Nano Martinez luego de la marcha en declaraciones con Villa María Ya!

El episodio

Miguel Alexander Martínez, a quien todos conocían por Nano, de 22 años, era buscado desde el 23 de mayo pasado y días después fue hallado asesinado en la zona rural de Arroyo Algodón durante un rastrillaje que realizaron los Bomberos Voluntarios.

El crimen, que es investigado por la fiscal de Instrucción del Segundo Turno, a cargo de Juliana Companys, fueron detenidos dos jóvenes de 20 años, identificados como Joaquín Munarriz Gianoni y Eliézer Tomás Cánova.

Ambos, residentes en Villa María como la víctima, fueron apresados y sindicados como supuestos autores del delito de “homicidio calificado por alevosía”.

Poco después de las detenciones y tras los trámites procesales los dos acusados fueron enviados al penal de Bouwer, donde permanecen recluidos.

Dejá tu comentario