Destacada Principal | autopartes | policías | justicia

Venta de autopartes: Roldán y Arias siguen al frente

La investigación por la supuesta venta de autopartes derivó en la imputación de la cúpula de la Departamental San Martín. Roldán y Arias siguen en funciones.

La jornada de ayer quedará grabada en la historia de Villa María porque fue el día en que la justicia imputó a toda la cúpula de la departamental San Martín por la presunta venta de autopartes de los vehículos ubicados en el depósito judicial.

El jefe, Walter Roldán y el segundo jefe, Juan Carlos Arias quedaron imputados por malversación de bienes equiparables a públicos. Por el delito previsto en el Código Penal para toda aquellas personas que tengan a su cargo la administración o la custodia de bienes de terceros que no cumplen con la custodia fiel.

El Código Penal prevé para este tipo de delitos, que dichas personas serán reprimidas en reclusión o prisión de dos a diez años, e inhabilitación absoluta perpetua, para todos los que se consideren culpables de este delito.

La imputación es cuando se presenta un grado de sospecha, pero no quiere decir que sean culpables del mismo. Los jefes y subjefes imputados por ese delito, siguen en libertad y en funciones.

Desde el tribunal de conducta policial, donde se trata la cuestión administrativa, han pasado a pasivo a los policías detenidos, no así a Roldan y Arias.

Policías detenidos

Se trata de Lucas Dagatti y Franco Bernardi, los policías detenidos que fueron trasladados a la cárcel Bower. Estos hechos que ocurrieron se generaron por una denuncia por la sospecha de robo de autopartes del potrero ubicado en barrio Las Acacias

Allí es un deposito policial donde van a parar los autos accidentados o aquellos que se han utilizado para cometer delitos.

El encargado de ese espacio era el comisario Franco Bernanrdi, también incluyeron en esta detención a Lucas Dagatti. Estos dos policías fueron acusados de malversación de bienes equiparables a públicos y están además imputados de otro delito que es el de violación de medios de pruebas, de registros y documentos.

Esto es debido a que se sospecha que en el momento en que se hizo la denuncia y cuando llegó la comisión del Tribunal de Conducta Policial, habrían tratado de arreglar las situaciones incomodas del potrero.

Esta es la imputación que pesa sobre ellos, y al tener dos delito y una imputación más grave, que los anteriores, la fiscal Juliana Companys arregló la detención.

Ayer el comisario Dagatti y Bernardi, fueron trasladados a Bower, por razón de que cárcel de Villa María no tiene espacio para policías.

Por dicha razón es que fueron trasladados, debido a que en Bower, hay un sector destinado exclusivamente para policías. Por otra parte hay un quinto policía imputado que es Juan Alberto Moreno, en este caso por falso testimonio, la pena que afrontan es de dos a diez años más inhabilitación absoluta para ejercer el cargo.

Informe de Patricia Gatti - La justicia imputó a cinco policías

Informe de Patricia Gatti - La justicia imputó a cinco policías

Dejá tu comentario