Destacada Principal | Baleani | Desaparecido | Inriville

Buscan el cuerpo de Andrés Baleani

Baleani mató a su hermano y fue condenado. Tras su liberación regresó a Inriville y un tiempo después desapareció. La tenebrosa historia de una posible venganza

Ayer la policía y bomberos de la Departamental Marcos Juárez desplegaron un operativo de rastrillaje en un predio cercano a la localidad de Inriville en búsqueda del desaparecido Andrés Baleani (58).El procedimiento que se extendió durante varias horas involucró a policías de la departamental Marcos Juárez, buzos, personal de la División de Investigaciones Operativas y bomberos, fue ordenado por el Fiscal Fernando Epelde de los tribunales de Marcos Juárez. El lugar de la búsqueda fue el predio conocido como “El Palermo de los galgos”, ubicado frente al puente del río Carcarañá. Luego de varias horas de búsqueda, el resultado fue negativo. Las autoridades no informaron cuál fue la razón por la que se produjo el operativo.

La desaparición de Andrés Baleani se produjo el 29 de Agosto del año 2016 y acorde a las directivas impartidas por la Fiscalía interviniente en la investigación se procedió a diligenciar un allanamiento en el predio ubicado en ruta provincial número 12 aledaños al río Carcarañá.

En comunicación con Gustavo Barrotta colega de Radio Fiel de Inriville nos informa que la hermana del desaparecido, Mariana Baleani (que reside en Córdoba) tenía conocimiento que se realizaría el operativo, pero sin saber la fecha exacta.

Una historia tenebrosa

Andrés Baleani, quien se encuentra desaparecido, mató a su hermano Nicolás de un escopetazo tras una discusión por la tenencia de un perro de carrera. Ocurrió en Inriville en el año 2008.

El asesino, lejos de intentar huir, fue a entregarse a las autoridades. Nunca negó los cargos. Siempre se mostró arrepentido. Un tribunal lo sentenció a ocho años de prisión por homicidio agravado por el uso de arma.

Según dicen en voz baja en el pueblo, apenas cayó preso, alguien del entorno del asesinado profirió una venganza: juró matarlo cuando volviera a la calle.

Andrés Baleani en abril de 2016, tras cumplir la condena, decidió regresar a Inriville. Se alojó junto a su madre y empezó a trabajar en changas (albañil).

Cuatro meses después, el 29 de agosto siguiente desapareció.

Descartadas las hipótesis de un suicidio o un accidente, en la Justicia se orientan por un asesinato.

En la fiscalía hay un hermético silencio. “Estamos trabajando sin pausa, nunca bajamos los brazos”, sostuvo el fiscal Fernando Epelde, quien nada informó de los motivos del rastrillaje ordenado en la víspera.

Dejá tu comentario