Destacada Principal | Bares | oposición | municipalidad

Cierre de bares y restaurantes: La oposición criticó a la Municipalidad

Lo hizo a través de un comunicado. Dijeron que nunca hubo consultas y que se castiga a un sector -bares y restaurantes- que no está vinculado con los brotes.

La oposición expresó su inconformidad por la disposición del cierre de bares y restaurantes. Los cinco concejales de Vamos Villa María sustentaron sus posición en un comunicado enviado a los medios.

En el mismo aclaran que la decisión del cierre se tomó de manera inconsulta y muy rápidamente. No hubo tiempo de plantear un diálogo. Además, consideran que se vuelve a castigar al sector comercial, uno de los más golpeados por la pandemia.

La oposición entiende que se hace responsable a bares y restaurantes por los brotes de coronavirus y se los castiga. Pero manifestaron con lo correcto siempre fue hacer los controles en los ingresos a la ciudad, un pedido que venían realizando desde hace tiempo, pero entienden que son escuchados tarde.

Además, quisieron señalar que la disposición del cierre es una medida que tomó la municipalidad al ratificar en un decreto lo dispuesto por el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) central. Quieren decir con esto que no es el COE el que decidió, sino la propia municipalidad, y entienden que la situación sanitaria de Villa María no ameritaba esta medida.

La oposición decidió no acompañar esta disposición y le exigió a la municipalidad que preserve los puestos de trabajo del sector gastronómico, que está siendo castigado con la medida.

A continuación, el comunicado completo:

El miércoles por la noche, de manera inconsulta -como nos reconoció el Jefe de Gabinete en la reunión que mantuvimos e jueves por la mañana- nos enteramos que la Provincia (a través del COE central) disponía que los locales gastronómicos de nuestra ciudad debían suspender sus actividades por 14 días , a partir de las 00:00 hs. del jueves.

Las razones invocadas fueron: disminuir la circulación de personas, por ser parte del corredor de a Ruta 9, desde Río Segundo hasta Gral. Roca, en virtud del brote de a ciudad de Oliva.

Ayer también le consultamos al Jefe de Gabinete que hacia el municipio ante esta decisión provincial, y la respuesta llego, mas allá de las explicaciones ensayadas, con el envío del proyecto al Concejo Deliberante de la ratificación del Decreto del Departamento Ejecutivo Municipal Nº 384, disponiendo la suspensión señalada.

Vale hacer una aclaración que esta suspensión de los locales gastronómicos no está contenida en una disposición legal de orden superior a nuestro municipio, solo fue una decisión del COE central, decisión que si el Municipio la transforma en un instrumento legal que es el decreto 384.-

O sea: es el Municipio de Villa María quien legalmente toma la decisión de suspender la actividad de los locales gastronómicos que hasta el jueves a la noche estaban funcionando bajo las modalidades y los protocolos vigentes.

Siempre hemos señalado que el Municipio de Villa María ha tenido y tiene a autonomía municipal suficiente para determinar lo que debe regir en nuestro territorio.

Ayer la ejerce, pero eligiendo someterla nuevamente a una imposición provincial que se contradice con la realidad sanitaria de nuestra ciudad, pero esta vez con un agravante: que aquí ni siquiera hay una norma jurídica de validez superior sino que es una simple decisión de un organismo ad hoc creado al efecto de la pandemia, como lo es el COE central.

No entendemos además porque el municipio toma la decisión política de castigar a este sector comercial, que ya bastante venía golpeado, y que de a poco estaba tratando de ponerse en pie.

Si como sostienen las autoridades locales: que hasta hoy en Villa María no hay circulación comunitaria del virus, que los positivos de nuestra ciudad lo han sido por ser contactos estrechos con las ciudad de Oliva y Marcos Juárez, porque se elige prohibir el trabajo al sector gastronómico de la ciudad, porque se elige respaldar una medida tan facilista que además hace responsable a un sector que claramente no lo es.

La manera que tenía, y tiene, el municipio de que no haya más contagios es acentuar el control en los ingresos de la ciudad, blindarla de tal manera que solo puedan hacerlo aquellos esenciales y con los debidos controles.

Se lo venimos diciendo desde hace tiempo, que la clave para que Villa María mantuviera una realidad sanitaria positiva era hacer estrictos controles en sus ingresos, y no ahora, desde hace tiempo. Se lo hemos planteado de todas las formas posibles, con comunicados, con proyectos, nada fue recibido, al punto tal que en un momento el Sec. de Gobierno del municipio decidió liberar el control en los ingresos diciendo que no hacían falta, que era mejor volver a los controles de tránsito en el interior de la ciudad, una locura e improvisación que solo tenia correlato en la vuelta al cobro del estacionamiento medido.

El municipio siempre tiene reacciones espasmódicas, siempre vienen corriendo de atrás los problemas, solo ensayando soluciones.

No sería mejor insistir en el cumplimiento estricto de los protocolos sanitarios para los locales gastronómicos, se ha dispuesto el municipio a controlar que se lleven los registros de asistentes, que se tome la temperatura al ingreso, que se apliquen los líquidos sanitizantes al ingreso y dentro de los locales, que estén las alfombras sanitizadas en las entradas.

No sería mejor generar una comunión y compromiso con los comerciantes del sector para cumplir con todo esto y así poder seguir funcionando.

Que diferencia hay entre esta actividad u otra, si no hay circulación comunitaria, si se cumplen los protocolos, porque cortamos el hilo ahí.

No creen que hay otras herramientas antes de cerrarle a alguien la posibilidad de trabajar, sobre todo en este contexto tan difícil.

Pero también le preguntamos al Municipio de Villa María: porque el corredor es desde Rio Segundo para abajo, no se contagia o no circula para Córdoba Capital ¿ O es que la Provincia no se mete con la capital provincial porque abrió los bares hace 15 días y no se los quiere cerrar . O el Covid viene solo por la ruta 9 hacia el sur?

Que hizo el gobierno local ante eso ¿: Elige aceptar y someterse , sin discutir nada, dándose por notificado por los medios, y no defiende a sus comerciantes, a sus vecinos.

Por todas estas razones es que no podemos acompañar esta decisión del DEM.

Creemos en la responsabilidad social, en el cumplimiento de las normas sanitarias, y en la responsabilidad del Estado, pero creemos que con esta medida solo se está castigando al sector gastronómico injustamente.

Antes de ello el municipio debería asumir sus responsabilidades , ejercer efectivamente los controles, pero al mismo tiempo defender las fuentes de trabajo de sus habitantes.

Dejá tu comentario