¡Basta de privilegios! Funcionarios y ediles oficialistas no pagan estacionamiento medido

1 diciembre 2016

¡Basta de privilegios! Funcionarios y ediles oficialistas no pagan estacionamiento medido

Para Destacar

  • No es poco el monto de dinero anual que el estacionamiento medido no recauda porque hay una "treintena" de privilegiados que no lo paga cuando en realidad tendrían que dar el ejemplo.

Artículos Relacionados

Funcionarios y conwp_20161123_0121cejales oficialistas (cuyos salarios en bruto superan los 52 mil pesos cifra que se incrementa si se le suman viáticos, secretarias, almuerzos, teléfonos, etcétera) no solamente les obsequian entradas para el Festival de Peñas (mientras todos los vecinos que van al anfi las pagan) sino que también, escrito mediante, en un papel con membrete, evitan pagar el estacionamiento medido, al estacionar diariamente sus modernos autos, en la zona comprendida por este servicio, lo que genera un privilegio que irrita sobre todo porque sus ingresos le posibilitan pagar el servicio sin sobresalto económico alguno.

Ni siquiera es una oblea. Ni tampoco hace referencia en el escrito a una ordenanza que lo autorice. Solo la leyenda “Libre Tránsito”, el automóvil, la patente y funcionario. El ex comisario Carlos Vivas, como responsable de Tránsito (área que depende del secretario de Gobierno, Rafael Sachetto) es quien la firma a la autorización la que, para los jueces de Falta no tendría valor legal aunque los “beneficiarios” se salvan de pagar el estacionamiento medido. Los agentes de Tránsito no han labrado sobre el particular ninguna acta de infración a casi más de treintena de beneficiarios de este privilegio.

Los funcionarios y concejales oficialistas (que con el “beneficio” que comentamos no son un ejemplo) se caracterizan por circular en vehículos algunos de alta gama y, otros de media gama, por lo que pueden abonar los 5 pesos por hora del estacionamiento monto que se reduce a 2 pesos si contratan un abono mensual y demostrar, de esa manera, que también se adhieren a las mismas normas que tenemos los vecinos comunes y no que andan haciendo “una mexicaneada” donde no solo quedan mal parados ante la opinión pública sino que, con este tipo de actitudes, irritan porque si hay algo en claro que los “privilegios” de algunos pocos, que se creen “elegidos”, la sociedad ya no los digiere además de herir la credibilidad en una gestión que se auto designó transparente y, donde el caso que nos ocupa, lo ocultó en la web oficial.

Un dato para ser justos. Concejales de la oposición no tienen la oblea trucha de libre tránsito. Tampoco la utiliza el presidente del Deliberante, José Carignano. El resto de los ediles oficialistas y funcionarios (del Ejecutivo como del Deliberante) todos las exhiben en sus automóviles particulares.

 

 

1 diciembre 2016