Destacada Principal | Bomberos | fuego | Arroyo Algodón

Los bomberos de Arroyo Algodón salvaron una vivienda

El hogar resistió al fuego gracias al accionar de los bomberos Pablo Ghiano, Fabricio Bruera, Melania Nazi y Javier Cáceres y efectivos de Mina Clavero

Los bomberos habitantes de la localidad vecina, Arroyo Algodón, Pablo Ghiano, Fabricio Bruera, Melania Nazi y Javier Cáceres, salvaron del fuego una vivienda de Characato, una localidad ubicada en el Valle de Punilla.

El hecho, que afectó a Diego y Jorge Soba, propietarios de la vivienda, ocurrió el domingo. “Protegimos la casa y afortunadamente la pudimos salvar; durante todo el día hubo puntos calientes y llamas de gran altura”, indicó el jefe del cuerpo de Bomberos de Arroyo Algodón, Pablo Ghiano.

El efectivo, contó que arribaron al Valle de Punilla el viernes por la noche, para abandonar la zona a últimas horas del domingo. Ghiano destacó en dialogo con el medio Puntal Villa María que su función en la zona fue “resguardar las propiedades y las vidas tanto humanas como animales”.

“A las 5 de la mañana del domingo empezó a bajar un fuego muy fuerte desde el sector sur”, explicó. Y luego agregó: “Puntualmente en esa casa se vino el fuego muy rápido. Trabajamos junto con una dotación de Mina Clavero, que colaboró con un bombero y tres mujeres bomberas”.

Además, Ghiano destacó que los habitantes de la morada se mostraron "muy agradecidos” por el trabajo realizado por parte de los efectivos.

Por otra parte, el jefe del cuerpo manifestó que las condiciones climáticas son la principal dificultad a la hora de abordar los incendios, ya que indicó que “los vientos son muy fuertes y cambiantes y hacen imposible el combate cuerpo a cuerpo".

El bombero, afirmó que los incendios de este año superarán ampliamente a los desatados en 2013. “En esa oportunidad se quemaron más de 90 mil hectáreas en Córdoba”, recordó.

Además, el jefe del cuerpo de Bomberos se solidarizó con sus pares de las zonas afectadas, donde los bomberos llevan entre 10 y 15 días sin descansar.

Dejá tu comentario