Sociedad |

Caos de tránsito frente al Rivadavia: “Hasta que no ocurra una desgracia nadie va a hacer nada”

Nadie que haya circulado en cercanías de una escuela en horarios de ingreso o salida de los estudiantes puede negar el caos en el tránsito que se produce hasta que se disipa la cantidad de vehículos y personas. Sin embargo, frente al colegio Rivadavia esto toma un color particular que pone en riesgo a los peatones como a los vehículos.

Así quedó su vehículo

Una mujer embarazada relató con angustia cómo un enorme camión dijo que “no los vio” y les abolló el vehículo con ella y su familia dentro del mismo. Con el mismo criterio podría “no haber visto” a un niño que cruce por el lugar.

Según explicó Valeria Picco a VillaMaríaYa! “hasta que no ocurra una desgracia nadie va a hacer nada”, “es muy evidente el caos que se genera, sobretodo en la esquina de Tucumán y Mitre donde jamás ponen un inspector de tránsito para ordenar un poco esa esquina donde circulan hasta colectivos, y realmente se transforma en la ley de la selva”. “Cruzar la calle es una elección difícil, porque no sabes si van a parar o no”, se angustió.

Los encerró un camión

El camión que intentaba cruzar por el lugar

Sucede que en el día de ayer al buscar a su hija en el establecimiento, un camión sin patente “pasa entre medio del auto que iba a la izquierda y nosotros. Nos empezó a rozar el guardabarros y la puerta trasera con el camión mientras seguía su marcha, gracias a Dios llegamos a la esquina y pudimos maniobrar para abrirnos y dejara de encerrarnos. El camión siguió su marcha mientras mi marido le tocaba bocina para que frenara. No lo hizo, tuvo que adelantarse y cruzar el auto frente al camión”.

“Yo embarazada de seis meses y con mi hija de 8 años en el auto estaba furiosa. Me bajé del auto y me acerque al camión a reclamarle que no puede circular por ahí con ese vehículo y que podría haber atropellado a un chico, la respuesta del inhumano éste fue que no nos vio y que tenía seguro. Mucho peor fue mi indignación porque si la respuesta es que no nos vio, mucho menos podría ver a cualquier niño que cruzará por la esquina”, agregó.

Nadie atiende

La mujer llamó a la Policía pero ningún móvil acudió al lugar. Luego buscó un número de Seguridad Ciudadana y encontró un 0800 donde no la atendieron.

Su enojo también tiene que ver con que “el agente que está en la única esquina controlada que es Sobral y Tucumán deja circular un camión a esa hora donde salen miles de chicos”.


Fotos: Vale Picco 

Dejá tu comentario