Destacada Principal | cascos | evitar | cáncer

Cascos fríos para evitar perder el pelo durante la quimio

A Silvana Gianaria le diagnosticaron cáncer de mama. Su hermana, Lucrecia, la acompaña en el tratamiento creando los cascos para evitar que pierda su cabello

El miedo que causa el diagnóstico de cáncer de mama, al daño emocional y a las secuelas psicológicas, se le añaden los cambios físicos que vienen derivados por los tratamientos dirigidos a combatir esta enfermedad, puesto que una de las consecuencias que, en la mayoría de los casos, mina la autoestima, es la pérdida del cabello por la quimioterapia. Lucrecia Gianaria se inició en una investigación y aprendizaje desde que su hermana, Silvina, fue diagnosticada con cáncer de mama, desde entonces cada sesión de quimioterapia prepara siete cascos de hielo para evitar la caída del cabello.

Lucrecia, en dialogo con Villa María Ya!, relató que desde el diagnóstico de su hermana comenzó a investigar sobre los cascos fríos, hasta que encontró un grupo de mujeres que difunden una técnica casera que evita la caída del pelo durante el tratamiento con drogas oncológicas.

Al comienzo su investigación, Lucrecia afirmó que se encontró con la red de mujeres "Quimio con pelo", las mismas promueven la enseñanza de crear cascos de hielo de manera casera y enseñan todo el procedimiento que se debe seguir.

Según explicó Lucrecia, la técnica trabaja en base al folículo piloso manteniéndolo en una temperatura determinada para que la medicación del tratamiento no llegue al pelo para evitar que se caiga.

Además, resaltó la importancia de comenzar a utilizar los cascos desde la primera sesión de quimioterapia, ya que sino el medicamento llega al folículo y no tiene el efecto deseado.

"El casco se fabrica con los geles frío/calor, que se ponen en el frízer y luego en una conservadora los llevo hasta el lugar donde se realiza la quimio, media hora antes le colocó un casco, y durante el tratamiento se lo voy cambiando cada 30 minutos, cuando finaliza se los continúo colocando durante una hora más", explicó Gianaria. "Son 7 cascos los que preparo para cada sesión", indicó.

cascos-frios-evitar-perder-el-pelo-la-quimio.jpeg

Por otra parte, con respecto los médicos y oncólogos a cargo del tratamiento, Lucrecia afirmó que quedaron sorprendidos por los resultados obtenidos.

Una historia de incondicionalidad y aprendizaje

"En el momento que le diagnosticaron cáncer de mama a mi hermana, averigüe como conseguir los geles, ya que el tratamiento se debe comenzar antes de la primer sesión", indicó Lucrecia plasmando el cariño incondicional hacia su hermana, Silvana. "Fui comprendiendo como funcionaba la técnica y comencé a realizarlos desde la primera sesión de quimioterapia que es fundamental para que funcione", explicó.

Además, manifestó que el motivo de su accionar no está impulsado sólo por evitar la caída del cabello de su hermana. "Si el pelo se cae, se cae pero es bueno poder ayúdala a llevar el proceso de una mejor manera", manifestó.

"Poder acompañar a mi hermana en este proceso, más allá de si se le cae el pelo o no, es un acompañamiento emocional"

Dejá tu comentario