Judiciales |

Caso Mariela Bessonart: La Cámara negó la “probation” a Delpino

Los camaristas penales de Villa María coincidieron en rechazar la suspensión de juicio a prueba pedida por Rodolfo Delpino, exesposo de Mariela Bessonart, la mujer desaparecida el 28 de setiembre de 2005 y de la que nunca se supo más.

Delpino fue, según la causa, el último que la vio con vida, cuando la habría dejado en la esquina del Banco Nación de Villa María. Tras años de investigación y búsqueda sin resultados, el ex de Mariela fue imputado por “PRIVACION ILEGITIMA DE LIBERTAD CALIFICADA POR EL TIEMPO DE PRIVACION”, un delito que prevé una pena de dos a seis años de prisión.

Después de una década de espera, el Tribunal de Villa María fijó fecha de juicio oral y público, para que se ventilara detalles de la causa y para que finalmente, se pudiera saber algo del destino de la mujer. Sin embargo, días antes de iniciar las audiencias que iban a iniciar el 13 de octubre de 2015, Delpino y sus abogados presentaron un pedido de suspensión de juicio a prueba y ofrecieron una “compensación” de 80 mil pesos a distribuir entre las dos partes querellantes: es decir, por un lado, Giselle, Marcos y Franco Delpino, los hijos de la pareja y por el otro, Teresa Bessonart, la madre de la mujer desaparecida.

El primer rechazo surgió del fiscal Gustavo Atienza. Ayer se conoció que la Cámara integrada en ese entonces por René Gandarillas, Silvia Savslasky de Camandone y Marcelo Salomón resolvió “rechazar el pedido de suspensión de juicio a prueba” porque lo que se juzga “está enancado en una problemática de violencia familiar”.

Por otra parte, vuelve a decir que la madre de Mariela tiene pleno derecho de actuar como querellante en la causa y que puede estar acompañada en las gestiones judiciales por su otra hija y hermana de la mujer desaparecida, Gladys Bessonart.

Fotografìa: Gentileza lavoz.com

Dejá tu comentario