Destacada Principal | casos | triquinosis | Córdoba

Detectaron 46 casos de triquinosis en Córdoba

Sobre el total de casos, 37 fueron reportados en Córdoba capital, 5 en Santa Rosa y 4 en Deán Funes. Se constataron en el consumo de salame y chorizo.

Durante las últimas horas, la División de Zoonosis del Ministerio de Salud de Córdoba informó que se registraron 46 casos de triquinosis en diferentes lugares de Córdoba.

Concretamente, sobre el total 37 corresponden a Córdoba capital, cinco a Santa Rosa de Calamuchita y cuatro a Deán Funes. De acuerdo a lo recabado en las entrevistas epidemiológicas, las autoridades lograron constatar en estos casos el consumo de salame y chorizo, sin identificación de marca.

Sin embargo, por el momento no se logró establecer el origen del alimento, de manera que la situación es investigada por la División de Zoonosis del Ministerio de Salud y el área de Epidemiología y Calidad Alimentaria de la Municipalidad de Córdoba.

Vale señalar que los pacientes ya recibieron atención en diferentes centros de salud y que actualmente son asistidos de forma ambulatoria. Asimismo, desde el Gobierno de Córdoba recomiendan concurrir inmediatamente a un médico ante la presencia de síntomas, ya que inicialmente pueden confundirse con los de la gripe o el Covid-19.

¿Qué es la triquinosis y cómo prevenirla?

Por otra parte, las autoridades precisaron que la triquinosis es una enfermedad transmitida por el consumo de carne de cerdo cruda o mal cocida, contaminada con el parásito Trichinella spiralis. Las manifestaciones clínicas son muy variables, por lo que se puede cursar como una infección inadvertida o presentar síntomas.

Por lo general, estos últimos comienzan con fiebre, dolor muscular intenso, dolor de cabeza y dolor e hinchazón alrededor de los ojos, aunque también pueden aparecer signos gastrointestinales como diarrea y vómitos.

Para prevenirla, se recomienda no consumir ni permitir la ingesta de carnes crudas y/o chacinados caseros que no hayan sido inspeccionados previamente a la elaboración. Asimismo, sugieren no comer choripán en puestos no autorizados o no habilitados, en tanto que destacan que la salazón y el ahumado de las carnes no son suficientes para destruir los parásitos presentes.

Finalmente, recomiendan verificar el rótulo o etiqueta de fabricación en todos los subproductos de cerdo que se adquieran, en donde leerse claramente lo siguiente: marca del producto; empresa responsable; número de habilitación nacional del establecimiento; fecha de elaboración y de vencimiento del producto; condición de mantenimiento en cuanto a temperaturas ambientales; y rótulo con la composición del producto.

Dejá tu comentario