Destacada Principal | celular | internado | adolescente

Un muerto, un herido y un policía imputado tras una fiesta

Ocurrió este domingo luego de un tiroteo, un joven de 21 murió antes de ingresar a un centro asistencial en tanto el policía debió ser sometido a cirugía por tres balazos que lo hirieron debiendo quedar internado en grave estado.

Un joven de 21 años el domingo al enfrentarse a balazos con un policía luego de una fiesta en la ciudad, según la información policial, comenzó con una discusión que se originó por el robo de un celular, y el efectivo que tras los hechos fue imputado, sufrió graves heridas y debió ser internado al igual que un adolescente de 17 años que recibió casualmente un disparo.

De acuerdo a los datos preliminares, el hecho ocurrió en las primeras horas de este domingo cuando, concluida la fiesta en un predio privado del barrio Parque las Rosas, en la ciudad de Córdoba, un policía de civil fue a buscar a su hijo adolescente y este le habría comentado que en el interior del predio le robaron el teléfono celular y apuntó al supuesto autor, identificado como Alejandro Orona, de 21 años.

En las afueras del predio el policía, Mario Rosas, de 27 años, le habría reclamado a Orona la devolución del celular y, de acuerdo al sumario policial, el efectivo habría recibido como respuestas balazos que repelió con su arma reglamentaria.

Luego del tiroteo, Orona murió antes de ingresar a un centro asistencial en tanto el policía debió ser sometido a cirugía por tres balazos que lo hirieron debiendo quedar internado en grave estado.

Mientras tanto, el fiscal de Instrucción Víctor Chiapero resolvió imputar al policía preventivamente por el delito de 'homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Por otra parte, como consecuencia de los disparos dispersos un adolescente de 17 años fue herido en un glúteo por uno de los proyectiles y también debió ser internado.

Dejá tu comentario