Espectáculos |

¡Chau, chau, adios! Comenzó desmontado del festival y circuito peñero

Ni bien Miguel Angel Borsatto cerró la última noche del Festival Internacional de Villa María (en las primeras horas de la jornada de hoy) y el escenario aún estaba caliente por las actuaciones de Luciano Pereyra, Carlos Vives y Abel Pintos, y mientras la multitud comenzó a marcharse del anfiteatro, decenas de trab ajadores estaban listos ya para entrar en acción y así lo hicieron.

Rápidamente comenzó a limpiarse el recinto y, al mismo tiempo, comenzaron a desarmar el sistema de sonido emplazado como la escenografía. Grandes camiones llegaron detrás del escenario para ir cargando todos los elementos. También comenzó a desmontarse todo el sistema de iluminación.

Simultáneamente, en el exterior, comenzaron a desmontarse las ballas y, al mismo tiempo, los puesteros del recorrido peñero comenzaron a embalar la mercadería que no lograron vender. Y, como si fuera poco, en las peñas (como la de la Agrupación Folclórica) y patios de comidas comenzaron a preparar sillas y tablone s para retirarlos del lugar.

Empresas proveedoras de servicios llegaron con pick up y pequeños camiones para llevarse heladeras. Todo era un intenso movimiento con el objetivo que, en pocas horas, la costanera vuelva a recuperar su imagen habitual. La fiesta ha concluido.

Tras “hasta el año que viene” de Miguel se inició un intenso trabajo que, en pocas horas, lo vivido desde el 26 de enero hasta las 3 de hoy pasará a ser sólo un recuerdo. Se espera que, a partir de media mañana, comience el desmontado de las carpas emplazadas y lentamente vaya el tránsito vehicular recuperando el lugar.

 

 

Dejá tu comentario