Destacada Principal | chicos | castigo | debate

¿Es legal pegarle a los chicos como castigo? Debate judicial

La justicia argentina prohíbe cualquier tipo de violencia contra un menor, por más que sea "para educar". El debate de un fiscal federal por un fallo en Córdoba

En el año 2020 un hombre de Córdoba capital fue condenado a dos años de prisión en suspenso por los delitos de lesiones leves doblemente calificadas. Su defensa elevó un recurso de casación y tiempo atrás el Tribunal Superior de Justicia se expidió al respecto.

Todo esto llevó a un debate en redes sociales que encabezó el fiscal federal Maximiliano Hairabedian, quien se pregunta si es lícito o no castigar físicamente a los hijos para correjirlos.

Villa María Ya! recuperó los principales puntos que expone el fiscal y que esclarece algo que quizá sea una novedad para muchos y es que Argentina tiene una ley específica. Pero, vamos por parte.

El caso

El hombre condenado es ¿un padre que le pegó cintazos a su hijo. La justicia evaluó que es ilegal, pero no siempre implica que sea un delito, explicó el fiscal.

Según explicó, hasta no hace mucho tiempo los libros de Derecho Penal decían que los padres, por su autoridad podían ejercer con moderación la corrección familiar y así estaban justificados los castigos corporales leves. Era legal y no era un delito. Pero eso cambió con el debate que se dio en esta sentencia.

Y explica: la ley Argentina prohíbe los maltratos físicos en la infancia. Nada de chirlos, nada de tirones de oreja, chancletazos, ni pellizcones. "También hay que advertir que muchos padres y madres no se enteraron", afirmó.

El planteo es por la condena de este hombre. EL hijo declaró que tenía una buena relación con su papá y sí admitió que" "cuando se mandaba una cagada me pegaba, siempre con un cinto". En este caso, tenía que rendir seis materias y no estaba estudiando.

Según se desprende del testimonio "papá me preguntó cosas, me quedé callado. Me pegó entre 4 y 5 cintazos en el muslo", relató el hijo en la causa.

La madre declaró: "Mi hijo había mentido sobre las materias que se había llevado en el colegio. Cuando subí, porque escuché los ruidos y los gritos, me interpuse para que no le siga pegando".

Por ese y otros momentos de violencia familiar, se consideró que tenía una conducta sostenida. Lo que terminó en la mencionada pena de dos años de prisión en suspenso.

Qué dijo el TSJ

Los abogados del hombre recurrieron la sentencia. "Los cintazos no eran para generar dolor sino para darle una reprimenda ante las irregularidades de su proceso educativo", esbozaron.

Y el TSJ dijo: "No. Está bien condenado porque la conducta del imputado ocasionó un detrimento funcional en el organismo, cuando menos psíquica y claramente encuadra en el delito de lesiones leves. Eso no es admisible, es un delito, porque no sucedió una vez, sino que se hizo costumbre".

Prohibido pegar

Al mismo tiempo, un informe de la Comisión internacional de los DDHH sobre los castigos físicos indicó que "un común denominador de los países de este hemisferio es la permisividad y aceptación para la aplicación de los castigos que no son excesivos ni moderados".

"El comité ha recomendado de forma constantes la adopción de una ley que prohíba explícitamente la aplicación de castigos corporales tanto en el hogar, las escuelas y otras instituciones", detalló.

Pero al mismo tiempo se aclaró que "no obstante, no se persigue que se sancione a los padres, sino que el Estado fortalezca a las familias con medidas que erradiquen el uso de la violencia".

Nuestro país siguió la recomendación y estableció la prohibición del castigo corporal en cualquiera de sus formas, los malos tratos y cualquier acción que menoscabe física o psíquicamente a los niños. Cualquier castigo, aún con un fin correctivo, está prohibido.

Esto no significa que esté tipificado en el Derecho Penal por lo que no es un ilícito.

Hairabedian dice que estos casos no deben analizarse individualmente porque sino se pueden tomar como una corrección, el objetivo no es penalizar a los padres que usen un medio no permitido, sino desterrar las prácticas por otros medios positivos sin violencia. Es por esto que Franco Caballero fue condenado, porque "quería disciplinar usando la violencia".

CONDENA TSJ (online-audio-converter.com).mp3

Dejá tu comentario