Destacada Principal | ciudad | Villa María | Juan Domingo Perón

¿Cómo y dónde fue la última visita de Perón a Villa María?

Su primera llegada a Villa María fue el 2 de julio de 1944, junto Edelmiro Farrel, procedente de una concentración agraria que se desarrolló en Marcos Juárez.

Hoy se cumplen 46 años de la muerte del General Juan Domingo Perón. Dicha efeméride permitirá repasar cuándo fue la última visita a la ciudad de Villa María de este referente político de la historia Argentina.

Su llegada a la ciudad fue el 2 de julio de 1944, junto a Edelmiro Farrel, procedente de una concentración agraria que se desarrolló en Marcos Juárez. En Villa María iban a inaugurar un mástil construido en la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos.

Además se había instalado en la ex plaza "Centenario", que, en adelante, se llamaría "4 de Junio". Un acto cívico militar con desfile de escuelas y concentración de tropas del Ejército, en el marco de una impresionante demostración popular, estaban advirtiendo sobre los nuevos tiempos políticos que se avecinaban en el país.

Antes de finalizar ese mes, y luego de anunciarse oficialmente el arribo próximo de Perón a Villa María, el teniente coronel Manuel De Olano, que era, además de director de la Fábrica Militar de esta ciudad, jefe político departamental, y el comisionado de Villa Nueva, Manuel Modesto Moreno, presidieron el 29 de julio, una manifestación popular de apoyo a las jornadas del 4 de junio. "Hay un enorme entusiasmo popular, fundamentalmente entre los gremios y sindicatos, los que, desde ya, se aprestan a ofrecerle la más grande las simpatías masivas que haya presenciado Villa María", asegura el teniente coronel De Olano al formalizar, personalmente, la Invitación al flamante vicepresidente Perón el 16 de Setiembre. Días después, el 22, en la biblioteca "Mariano Moreno" en una reunión de dirigentes obreros, gremiales, empresarios, deportivos, etcétera, se proyecta la constitución de la comisión de los "actos de homenaje".

El 28 de octubre finalmente, en el tren "Rayo de Sol", procedente de la Capital Federal, arriba el teniente coronel Juan Domingo Perón, a nuestra ciudad, donde es objeto de diversos homenajes, compartidos con los que se le tributaron en Villa Nueva, inaugurándose un monolito que recordaba el viejo "Paso de Ferreira".

El deporte de la ciudad y el apoyo del General

El 16 de octubre de de 1944 el Presidente de la Liga Villamariense de Fútbol realizó una reunión en la sede del Club Sarmiento con todas las instituciones deportivas de la época y se resolvió en aquel momento realizar un brindis por la visita del vicepresidente Juan Domingo Perón.

Además se le entregó un petitorio para realizar un Stadium Monumental en la ciudad de Villa María. Todo ello según data en el libro del Centenario de la Liga Villamariense de Fútbol.

Las relaciones entre políticos villamarienses y Perón

La página de Facebook Córdoba de Antaño publicó que se hicieron muy fluidas las relaciones, llevándose a cabo actos en Villa María, que revelaron un notable apoyo popular a la política que se implementaba desde la Secretaría de Trabajo que, en esta ciudad, ejercía desde el 24 de enero de 1945 el doctor Lisandro Videla, reemplazando en esa función al teniente coronel De Olano convocado a asumir la dirección de la Escuela Superior Técnica, del Ministerio de Guerra de la Nación.

Mientras que el 9 de agosto de 1944 por decreto del superior gobierno de la provincia, el departamento "Tercero Abajo", pasó a llamarse "San Martín", nombre que se ratificó por ley del 30 de julio de 1946, siendo gobernador de Córdoba, el doctor Argentino Auchter, electo por el peronismo.

Otra circunstancia que debemos anotar fue la detención, y encarcelamiento, del ex intendente Salomón Deiver, desde mediados del año 1944, por supuesta autoría de "malversación calificada, defraudación reiterada calificada y violación de los deberes de funcionario público (artículos 261.174, inciso 50, 248 y 55 del Código Penal), junto a sus colaboradores Francisco Méndez y Juan Spaín. El 20 de marzo de 1945 fueron llevados ante la justicia de Instrucción, iniciándose un resonante juicio. Deiver y sus colaboradores sobre los que pesaban, como grave acusación, la entrega de chapas de zinc a familias que habitaban el antiguo basural -convertido en parque infantil- para construir sus viviendas, fueron finalmente indultados por la Intervención Federal en Córdoba, por decreto No 20196, Serie "A"/45, del 11 de diciembre de 1945, confirmado por resolución del presidente del Tribunal Superior de Justicia del 21 de junio de 1946.

Dejá tu comentario