Destacada Principal | clandestina | General Levalle | justicia

Organizadores de una clandestina no pueden ser detenidos

La fiesta clandestina se realizó en General Levalle y asistieron más de 100 personas. Cinco integrantes de la familia dueña del predio están contagiados.

El pasado lunes 24 de mayo, se realizó una importante fiesta clandestina en la zona rural de General Levalle. Lo insólito es que, días después, la Policía no puede detener a los dueños del predio porque dieron positivo para Covid-19.

Lo que llama la atención es que no pudieron detener a ninguno de los involucrados, ya que todos están contagiados de coronavirus. Al parecer, tras la fiesta clandestina, muchos participantes comenzaron a tener síntomas relacionados al Covid-19 por lo que asistieron a un centro de salud para hisoparse.

Entre ellos se encuentran cinco integrantes de la familia dueña del predio, y todos dieron positivo. Ahora la Justicia deberá esperar a que las autoridades sanitarias dispongan el alta médica de los acusados para definir los pasos a seguir por parte de la Justicia.

De acuerdo a lo informado por los medios, más de 100 personas participaron del evento ilegal. Hubo alcohol, música y fiesta, pese a las restricciones establecidas a nivel nacional en el marco de la segunda ola de la pandemia.

La Policía y la Justicia se enteraron un par días después de la existencia de esta reunión, y actuaron de oficio. Vecinos del campo donde se realizó denunciaron lo que había pasado ahí comenzó la investigación sobre el caso.

La fiscalía a cargo ordenó una serie de allanamientos para encontrar pruebas de la fiesta. En el predio del evento, la Policía secuestró un equipo de música y botellas de bebidas alcohólicas. Luego, en el domicilio particular de la familia organizadora, se llevaron dos teléfonos celulares.

Dejá tu comentario