Destacada Principal | comedor | Navidad | Familias

Comedor necesita donaciones para hacer regalos a los chicos

El comedor Rayito de Esperanza le da la merienda a 75 chicos de lunes a viernes y cena dos veces por semana. Trabajan desde hace 18 años. Cómo ayudarlos

El comedor comunitario Rayito de Esperanza funciona en Las Playas desde hace 18 años. Les sirven la merienda a los chicos y chicas del barrio todos los días de lunes a viernes y también entregan dos cenas por semana. Pero, como cada año, en Navidad buscan regalar algo especial para los pequeños y sus familias, por lo que precisan de la ayuda de todos.

En diálogo con Radio Ya, Liliana Costabello contó que están juntando distintos elementos para regalar una Navidad más feliz a los chicos. Dijo que la situación es compleja y que cada vez hay más demanda.

Entrevista a Liliana Costabello

Rayito de Esperanza nació en 2002, posterior a la crisis del 2001 y funciona de manera ininterrumpida en su sede de Paraguay 429. Este año pasaron de entregar meriendas a 45 chicos en marzo a 75 ahora. Lo hacen mediante la modalidad de vianda, para evitar la aglomeración y proteger a todos del coronavirus.

Pero también dan la cena dos días por semana, alrededor de 120 porciones, para que todas las familias del sector puedan alimentarse como corresponde.

"A lo largo de la cuarentena recorrimos un poco las casas para ver las condiciones de las familias. Este año casi no pudimos ver a los chicos por eso queríamos dar un cierre lindo de año", dijo Costabello.

Pero también destacó que en el lugar hay un ropero comunitario al que acceden muchas familias para buscar elementos que necesitan: "Hay mucha necesidad, de todo tipo. Desde camas ortopédicas a medicamentos y pañales. Cuando tenemos lo entregamos junto al CAPS del barrio, para generar un tejido social contenedor".

En estas fiestas, y trabajando en conjunto en el "Operativo Navidad" que lleva adelante este medio, buscan juntar todas las donaciones posibles para darles un regalo a todos los chicos.

En Rayito de Esperanza trabajan de manera voluntaria y sin descanso ocho mujeres, muchas mamás de varios chicos. A todo el trabajo que realizan, también suman una huerta con la que producen hortalizas.

Para ayudar al comedor podes pasar por la redacción de Villa María Ya en San Juan 1286. Si no podes llegarte, contáctate y nosotros vamos a buscar los productos.

Dejá tu comentario