Destacada Principal | comercios | AOITA | Comerciante

Comercios de la Terminal abrieron, pero no venden nada

Uno de los comercios sólo recaudó $800 en 10 días. No alcanzan a cubrir los gastos. Encima, el paro de Aoita continua y el movimiento es nulo. Piden ayuda.

El Concejo Deliberante, a instancias del COE (Centro de Operaciones de Emergencias) Regional, habilitó el funcionamiento de los comercios no esenciales para que puedan abrir en diferentes franjas horarias. Para los negocios ubicados en el interior de la Terminal de Ómnibus esto empezó a regir desde hace menos de 15 días.

Pero las ventas fueron mínimas. Hay preocupación porque abrir un comercio implica comenzar a pagar los gastos de alquiler, luz y demás servicios. Y si las ventas no acompañan, el panorama es muy complejo.

Un informe de Mañana D20 da cuenta de la complicada realidad de los comercios de la Terminal. Cabe recordar que la situación se agrava por el paro de transportes que ya lleva más de 40 días y no se sabe cuando va a terminar. Aoita rechazó el último ofrecimiento de los empresarios por ser insuficiente.

En un contexto normal, por la Terminal circulan cientos de personas cada día, lo que motiva el movimiento comercial. Y no es lo que sucede en este momento.

En diálogo con el programa televisivo, un comerciante, el "bocha" Cravero, dijo que sólo vendió $800 en productos en 10 días, lo que no alcanza a pagar ni el costo de haber abierto.

"Lamentablemente estamos viendo cero movimiento. Acá el colectivo paró el 19 de marzo y terminó todo. Este es mi negocio y lo puedo abrir, pero genero gastos de luz y alquiler. La panadería vendió hasta 150 pesos de pan. Por el momento vamos todos a pérdida", declaró el comerciante.

Dijo que el único movimiento fue de la cigarrería, que a su vez es agencia de quiniela, "porque está autorizada a trabajar". Pero rápidamente se le voló todo el stock de cigarrillos: "No me quedo hasta las 5 porque pierdo plata. Hay negocios que abrieron, probaron y cerraron porque se dieron cuenta que no les convenía abrir porque no hay movimiento".

El comerciante dijo además que "tenía la esperanza de que alguna empresa empezara a funcionar desde junio, pero lamentablemente con lo que pasó en Córdoba Capital, se complica".

Cravero, como comerciante, pidió atención a las autoridades y que exista la posibilidad de que se prorrogue el pago de impuestos y servicios, porque la situación es difícil: "Si en junio esto no mejora, mejor quedarse en casa".

Ante la consulta por el tema alquileres, señaló que se comunicó con los encargados de la concesión: "Ellos van a seguir abriendo y queda en cada comercio ver qué hace. Yo he tenido ventas de 800 pesos entre 8 y 10 días".

Dejá tu comentario