Sociedad |

Con agua bendita buscan alejar espíritus malignos y malas ondas de oficinas del ex Palace

Bendicen instalaciones de Economía y Finanzas en el Municipio para “alejar el poder maligno”.

Un sacerdote católico se hizo presente en el Palacio Municipal, alrededor de las 9.30 de ayer,  y agua bendita (en una botella pequeña de plástico, en una de sus manos, además de algunas oraciones, comenzó a recorrer áreas de la Secretaría de Economía y Finanzas para bendecir, en su recorrida, instalaciones, empleados, funcionarios y ocasionales vecinos que estaban allí ocasionalmente. El tour no incluyó la oficina de la secretaria, Daniela Lucarelli.

El hecho sorprendió a unos cuantos empleados y funcionarios del área aunque desde la Jefatura de Gabinete se conocía la visita, así como el objetivo de la misma, y se hizo saber que el hombre religioso se hizo presente “a pedido de empleados”, dijo una fuente cercana a Héctor Muñoz al ser consultada por Villa María Ya!

El presbítero Alberto Bustamante, (acompañado por un laico conocido y cercano al gobierno municipal), quien además de desempeñarse como vicario del Obispado está a cargo de la capilla San Miguel Arcangel de Tío Pujio; llegó a la Municipalidad y tras persignarse y una oración, con una botella pequeña de plástico, comenzó a bendecir todo lo que se le cruzara en su recorrida para lo cual levantaba las manos para que las gotas del agua bendita llegaran más allá de su humanidad. Obviamente que estos gestos y las oraciones que pronunciaban llamaron la atención hasta de los más incrédulos y pecadores. Algunos de ellos….. ¡no lo podían creer!

Los empleados que son creyentes católicos (unos pocos) estuvieron de para bienes y para quienes la religión no le interesa el hecho pasó desapercibido.

Algunos, confundidos, recordando viejas películas de Hollywood, creyeron que estaban ante un hecho de exorcismo. Otros, en cambio, pensaron que Bustamante (foto) estaba erradicando las energías negativas existentes en el lugar y, otros, que espantaba las malas ondas. En realidad estaba trabajando para alejar el poder maligno en un lugar.

Otros, como no podían creer lo que estaba sucediendo, creyeron que Bustamante le brindó indulgencias ante todos los pecados que cometieron y que estos se le borraron de un plumazo.

El integrante del clero local, en su recorrida, caminando lentamente, bendijo toda el área de Rentas, Cajas, Tesorería, Oficina de Comprasbustamante-890x395 y Procuración. Su tour se extendió por más de una veintena de minutos y solo abarcó un área. No fue a otra. Ni siquiera a las reparticiones que están puerta de por medio y que pertenecen a otras secretarias. El servicio religioso fue exclusivo para Economía y Finanzas.

El agua bendita es un sacramental, instituido por la Iglesia, y usada con fe y devoción, purifica al cristianos de sus faltas veniales. Las bendiciones de personas y de cosas van acompañadas de algunos signos, y los principales son la imposición de manos, la señal de la cruz, el agua bendita.

El agua bendita  como todos los sacramentales, «tiende como objetivo principal a glorificar a Dios por sus dones, impetrar sus beneficios y alejar del mundo el poder del maligno».

El agua bendita «gozó siempre de gran veneración en la Iglesia y constituye uno de los signos que con frecuencia se usa para bendecir a los fieles» y también a los objetos.

Ahora bien. No se sabe si volverá el sacerdote a recorrer otras áreas para bendecir. Por lo pronto tras su partida del lugar quienes allí trabajan dijeron que vivieron minutos de intensa calma.

Un dato no menor, Concluida la bendición se lo obserbó exhauto al sacerdote porque pareciera ser que encontró  mucha “vibra” mala  y energía negativa que tuvo que barrer hasta el exterior del edificio por lo que transpiró un poco.

 

Dejá tu comentario