Sociedad |

Con las “patas” sobre escritorio: Estudiante no se hace cargo de su falta de respeto

Lejos de pedir disculpas o arrepentirse de haber sido la protagonista de una foto que generó en la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) todo un revuelo, Rocío Aramendi, a través de su Facebook, con total desparpajo, admite que:” Boudeo (debe leerse boludeo) todo el día, y cuando no hago nada y estoy estudiando. Salgo en las noticias, revoluciono a la uni. Que onda? jajaja”.

Rocío, quien en un primer momento del hecho no se la había identificado, e incluso se creía que era una docente, es quien (foto) con los profesora patas arriba pies sobre un escritorio, en un aula del campus de la Universidad Nacional de Villa María, ni siquiera pide disculpas por la falta de respeto para con todos quienes, a través de nuestros impuestos, aportamos para que ella estudie en una universidad pública, gratuita y popular como le gustaba decir a quienes nos gobernaron hasta el 10 de diciembre pasado. Y que debe seguir siendo así.

Ella por sus dichos está convencida que su comportamiento en un lugar público (como lo demuestra la foto) es correcto y el adecuado cuando en realidad no lo es. La imagen genera irritación, falta de compromiso social y mala educación. Es como se dijo más arriba una falta de respeto para aquellos que poniendo de sus impuestos no tienen acceso a la educación universitaria como ella , entre ellos muchos jóvenes precarizados laboralmente.

Pero además la joven mujer se siente protagonista y hasta (también en su Facebook) promociona la campaña “con las patitas arribas” asumiendo una posición de niña inocente cuando en realidad queda claro- lamentablemente- que la casa de altos estudios no está formando no sólo buenos profesionales sino- y es peor- dirigentes poco comprometidos con el entorno social donde actuarán. Ojo no vamos a generalizar porque sería injusto.

 

 

Dejá tu comentario