Agro consumo | carne | vacuna

El consumo de carne vacuna es el más bajo en 100 años

El consumo de carne vacuna cayó a su peor nivel en 100 años, con apenas 47,8 kilos anuales per cápita, mientras se proyecta una faena récord de cerdos

El consumo de carne vacuna cayó a su peor nivel en 100 años, con apenas 47,8 kilos anuales per cápita, producto de la crisis económica, la pobreza y un cambio de paradigma en los gustos de la gente.

Los datos surgen de las proyecciones realizadas por la Bolsa de Comercio de Rosario y el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA).

La caída del consumo va en paralelo con la baja del PBI per cápita.

El período de 1977, con la dictadura cívico militar ya instalada en la Argentina, marca el inicio de la caída del consumo. Ese año, la Argentina tenía un rodeo de 61 millones de bovinos, lo que implicaba 2,29 animales por habitante.

Ahora esa relación cayó a 1,13, con 53,4 millones de cabezas vacunas y 47 millones de la población actual. Solo en 1920 la ingesta nacional de carne fue inferior: 46,9 por año, según informes de la Bolsa de Comercio de Rosario y el IPCVA.

La carne vacuna ahora representa apenas el 44% de los 109,4 kilogramos por habitante por año de proteínas animales que se consumen, cuando a principios de este milenio representaba entre el 60% y el 70%.

Desde 1975 hasta la actualidad, la producción cárnica bovina se mantuvo en un rango estable que va de las 2,5 a los 3 millones de toneladas por año. Si se comparan los 0,74 millones de toneladas exportadas en 2021 con los 0,38 millones de toneladas de 1960, el crecimiento en el comercio exterior es de 81%.

El consumidor argentino, en promedio, ingiere unos 110 kg de carne entre vacuno, pollo y cerdo, mientras el resto de los países de la región consume en promedio menos de 100 kg.

Se proyecta una faena récord de cerdos

La faena de cerdos cerrará el año con un nivel récord en cantidad de animales, pese a que en el primer cuatrimestre cayó 1,25% interanual al alcanzar los 2,37 millones de cabezas, de acuerdo con estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). “Con elevados niveles de faena al inicio de 2022, se proyecta un récord de producción porcina para este año.

Los hitos anuales de consumo apuntalan los niveles de faena y estimulan con fuerza la actividad”, indicó la entidad empresaria. Según el trabajo realizado por la entidad, en el período que va de enero a abril, se faenaron 30.000 animales menos que el año pasado, pero se espera que cierre 2022 con un sacrificio récord de 7,53 millones de animales, 50.000 más que en 2021.

Al igual que la faena bovina, la provincia de Buenos Aires concentra la mitad de la faena nacional de cerdos, con cerca del 51% de la producción, según el promedio de los últimos cinco años. Santa Fe y Córdoba completan el podio con el 19% y 16% respectivamente, mientras que el 14% que resta se distribuye entre las demás provincias del país, con un rol preponderante de Entre Ríos, que concentra históricamente el 4% de la faena porcina nacional.

Dejá tu comentario