Destacada Principal | contactos estrechos | aislamiento | actividades

Contactos estrechos: Córdoba eliminaría aislamiento laboral

Córdoba eliminaría el aislamiento laboral obligatorio de los contactos estrechos de casos confirmados de Covid a partir del lunes próximo.

La decisión de eliminar el aislamiento laboral de contactos estrechos surge a partir del colapso en actividades esenciales, productivas y de servicios por la fuerte escalada de contagios por la variante Ómicron y de los aislamientos que obligan los protocolos a los contactos estrechos, y habría consenso de varios ministerios provinciales con los municipios, las cámaras empresariales y la CGT.

Ya estaría definido que se levantará el aislamiento que hasta aquí es de cinco días para los contactos estrechos asintomáticos y con esquemas completos de vacunación.

La flexibilización sólo es para que puedan asistir al trabajo, para actividades sociales o familiares se mantiene la obligación de no concurrir.

El borrador de esta resolución, que se publicaría en el Boletín Oficial antes del lunes con el título de “Medidas excepcionales”, incluye en este marco a las actividades esenciales definidas en un sentido muy amplio. Ya se había adoptado una medida de este tipo para equipos de salud y fuerzas de seguridad, ahora se agregan: industrias, comercios de cercanía, supermercados, transporte público, servicios básicos, farmacias, actividades de limpieza y de cuidado de otras personas, entre muchas otras. Para sintetizar: sacando la educación y la administración pública, de receso, casi todo queda adentro.

La medida no incluiría a quienes no estén vacunados o tengan un esquema incompleto: estas personas deberán seguir guardando un aislamiento laboral de 7 días, con tres días más de cuidados extremos.

Los contactos estrechos que regresen al trabajo presencial tendrían que testearse tres veces: la primera al confirmarse el nexo, una segunda al tercer día y una más al quinto día

Durante la jornada laboral deberían usar barbijos N95, los que ofrecen la mayor protección. También tendrían que contar con adecuados elementos de protección personal y no podrían usar áreas comunes ni compartir almuerzos o cenas con otros empleados. Sería obligatorio, también, llenar una declaración jurada diaria y los empleados tendrán que hacer un reporte diario de síntomas.

El acceso al test, la provisión de los barbijos de máxima calidad y el cuidado del respeto de los protocolos en el interior de la empresa o industria serían obligaciones del empleador, según el borrador de la resolución.

La explosión de casos provocada por la variante Ómicron en Córdoba está saturando los puntos de testeo y la atención primaria de la salud, pero a la vez tiene un impacto muy fuerte en todas las actividades laborales, con una epidemia de ausentismo. En algunos sectores, la ausencia de trabajadores ya está cerca del 50 por ciento, confiaron fuentes empresariales que participaron de las discusiones con las autoridades provinciales.

La decisión fue debatida en la última reunión del Comité de Expertos que asesora al Ministerio de Salud de la provincia, sin una posición clara: mientras algunos miembros del comité postulaban la necesidad de limitar aforos y volver a poner restricciones a eventos que puedan ser de supercontagio, otros hicieron énfasis en sostener la “operación” de la sociedad con un acuerdo con cámaras empresariales y laborales que reinstale el celo por los protocolos, adopte el uso de barbijos de calidad y haga responsable a los empleadores del cuidado de sus trabajadores. Los lugares de trabajo, enfatizaron quienes defendían esta postura, nunca fueron los principales focos de contagio.

Dejá tu comentario