Destacada Principal | cooperativismo | inclusión | ambiente

Cooperativismo: entre el servicio al ambiente y la inclusión

Una Cooperativa de reciclaje, manejada exclusivamente por mujeres que realizan un extenso y valioso servicio al ambiente que pocos conocen.

Una empresa de reciclaje recuperada por un grupo de mujeres, se estableció y ahora trabajan realizando un servicio a la comunidad.

Nosotros somos una empresa recuperada por los trabajadores. Era una empresa privada, que no pagaba los sueldos, entonces decidimos hacer piquete las mujeres. Cortamos las calles, buscamos las cubiertas para quemar, hicimos la olla popular, hicimos todo", comentaron.

La municipalidad según el testimonio de una de las trabajadoras, les quitó la concesión a los antiguos dueños y capacitó a los trabajadores para reconvertir lo que antes era una empresa en una cooperativa manejada exclusivamente por mujeres.

"De ahí comenzamos a manejarla y los 10 primeros años no estaba visto como un servicio lo del reciclado así que no se nos pagaba por la tarea que realizábamos, sino que teníamos que vender. Y con lo que vendíamos, teníamos que vivir. Que siempre fue muy poco, porque Villa María no está bien concientizada, en Argentina no hay políticas ambientales", apuntó la trabajadora.

Después de esos diez años entre la gestión del intendente Martin Gill que logramos con su ayuda de la municipalidad que siempre nos ayudan a hacer conocer nuestro trabajo y que el intendente entienda que no podemos vivir de la basura, y que tome esto como un servicio. No se puede vivir de ella, porque no hay una buena gestión, no porque no se pueda: Villa María genera 140 toneladas diarias.

Hace 4 años que nos van abonando el servicio, que se entendió como tal, que hacemos un bien ambiental. Que tenemos muchas personas, con desviación de columna, personas que no tienen lugar, no son fácilmente insertadas en el trabajo.

Servicio ambiental y social

"Acá, a nivel ambiental ayudamos mucho y social también, y este intendente lo comprendió y se nos da un canon mensual. Somos 34 mujeres en distintos sectores de la ciudad, acá trabajan 16, un masculino y 15 femeninas. Nunca elegimos que fueran todas mujeres, se fue dando el contexto de la lucha que había que ser, vivir con lo poco y única salida laboral"

"Hoy en día los salarios son ingreso vital y móvil para cada una, antes no llegábamos ni a eso, a nada. Nos quedábamos para hacer el aguante y luchando y que se haga conocido lo q hacíamos. Antes no ganábamos por peso, ni por nada", apuntó.

Los gobernantes no ponen políticas ambientales no porque no quieren, no lo hacen porque no saben. El hábito de separar no lo tiene nadie. No culpamos a los gobiernos. Este gobierno lo entendió, no sé si tanto por la parte ambiental, pero si la social.

Cooperativa.jpg
Gentileza: Maia Andersen

Gentileza: Maia Andersen

Una Cooperativa con premisa de inclusión

"Hay contenidas personas con problemas de visión, fuimos la primera empresa que dio cupo laboral a una persona trans, que no es algo para jactarse, pero siempre fuimos una cooperativa de mucha inclusión. Hay problemas de obesidad, que están en sectores donde pueden hacer cosas sedentarias que lo pueda hacer, con problemas de audio, sordas trabajando, personas en rehabilitación en Nazaret que tenían que venir dos veces a la semana para utilizar su tiempo, era solo por ayudar a la persona a que se reinserte. Mucha inclusión esta cooperativa", expresó.

Y continuó: "Trabajo en otro lado no nos daban, porque no había, por la edad, porque somos gordas, por lo que sea, se fue dando tanto así. El tema de mujeres e inclusión se fue dando solo en la cooperativa, nunca se buscó. Estamos muy agradecidas de todas las personas que ayudaron a que se reconozca lo que hacemos".

Selección de residuos

"La selección de residuos, a los gobernantes no les ocasiona gasto: ellos no lo tienen que tratar, ni pisar, ni máquina, ni gasoil, la tierra es más útil como vertedero más tiempo. Lo económico no le ocasionamos gasto, al contrario", sentenció.

La trabajadora señaló que la planta de residuos, es una planta para 90 operarios y hay lugar para residuos pero denuncia la mala gestión que se hace con ello por lo tanto no se generan más puestos de trabajo. "Si hubiese una buena gestión habría 80 puestos de trabajos".

"Llegan los camiones de cotreco, descargan en la tolva, suben ahí y las chicas en cada boquilla sacan, separan por material, una preclasificación, en el otro después clasifican porque, por ejemplo, el plástico se separa por color, densidad, después eso toca en otro proceso. No todos los materiales. Después de ahí ellas lo enfardelan en las prensas y eso lo cargamos en camión y lo vendemos, y ese es otro ingreso, pero son muy pocas las cargas que se hacen", advirtió.

El plástico dos veces al año lo vendemos, con la cantidad de plástico que es. El año pasado fue una sola venta de plástico.

Cooperativa 1.jpg
Gentileza: Maia Andersen

Gentileza: Maia Andersen

Proyectos Institucionales

"Estamos en un proyecto con el colegio Rivadavia, vamos a salir a concientizar y el colegio dice que la gente no sabe, pero no es una tarea muy difícil. Nosotros no podemos difundir, ¿sabes la guita que se nos va en eso?", expresó.

"Lo que pasa es que nadie ve esto. Si todos viesen esa montaña de basura y supieran las 140 toneladas diarias de basura. Un montón y vos imagínate que de ahí el 64 por ciento de esas toneladas de basura es para reciclar. Vos imagínate que si ese 64 completo fuese para reciclar seriamos millonarias, pero no se hace", agregó.

"A nadie le interesa, porque son cosas que se ven a futuro. Hay cosas que se están viendo como el calentamiento global, pero nadie las quiere asumir. Consecuencias de lo q hacemos con la tierra. Cuando sea tarde, nos vamos a dar cuenta", expresó la trabajadora.

No sabemos como vamos a seguir

"Somos cinco empresas para que se pongan de acuerdo para tratar los residuos. Lo difícil es que cada cual hace lo que quiere sin pensar en el otro y las únicas perjudicadas somos nosotras, porque somos las de sueldos mas bajos y somos las que lo necesitamos. Siguen poniendo mas empresas o poniendo trabas a los contratos", concluyó.

Cooperativa 2.jpg
Gentileza: Maia Andersen

Gentileza: Maia Andersen

Dejá tu comentario