Destacada Principal | cordobesa | Etel | Dinero

Una cordobesa robó millones estafando y ahora vive viajando

Se trata de Etel, una cordobesa de Alta Gracia (32). En su momento fue detenida, pero la Justicia decidió liberarla.

Etel A., una joven cordobesa de Alta Gracia (32), protagonizó estafas por las que fue detenida, aunque ahora se dedica a viajar y una gran parte del dinero nunca logró ser recuperado.

Precisamente, de acuerdo a una reconstrucción realizada por el fiscal Alejandro Musso y dada a conocer por Infobae, la mujer llamó durante un día de junio de 2021 a una sillonería de San Isidro, luego de haber realizado una búsqueda en el sitio web y verificar cuál era el producto más caro.

En la oportunidad, la cordobesa dialogó con una empleada y se mostró sumamente interesada en adquirirlo, afirmándole que quería hacer la transferencia por el total, por lo que le pasaron nombre de la cuenta y el CBU. “Listo, ya está. Acabo de hacerla. Te tiene que aparecer”, afirmó, aunque luego de varios minutos el dinero no se acreditaba en la cuenta de la empresa.

Ante esta situación, Etel empezó amostrarse fastidiosa y pidió hablar con alguien de administración para solucionar el problema. Cuando la otra empleada se puso al frente de la situación, la joven cordobesa dijo que creía que la estaban estafando y que iba a cancelar la operación. Del otro lado trataron de calmarla, y cuando la supuesta cliente sintió que tenía controlada la situación, ejecutó el paso clave.

“Ya se lo que falta, te tengo que mandar el link para que aceptes la transferencia y te pueda llegar el dinero. Ya te lo mando”, le dijo a la trabajadora de la sillonería. “Buenísimo”, respondió la mujer. Finalmente, la estafadora envió un link de transferencia “Debin”, un sistema poco conocido en el que una persona envía un pedido de transferencia con un monto estipulado. Si el destinatario del link da el ok, se le debita automáticamente de cuenta.

En este caso, Etel se aprovechó de que la empleada no conocía ese sistema. La trabajadora dio el ok y se transfirieron los $540 mil, pero desde la cuenta de la sillonería a la de la supuesta clienta. Cuando esta última verificó que había recibido el dinero, cortó el teléfono y descartó el chip.

Posteriormente, los dueños de la sillonería realizaron la denuncia y la causa recayó en la fiscalía del doctor Musso. La investigación determinó que, ese mismo día, la joven cordobesa había hecho lo mismo en dos comercios más, uno ubicado en Ciudad de Buenos Aires y el otro en Córdoba, por lo que el total de lo robado sólo esa jornada ascendía a $2.600.000.

Desde la fiscalía descubrieron que las trasferencias “Debin” de ese día habían sido acreditadas en la cuenta de Etel en el banco Banco de Córdoba y las llamadas provenían de Alta Gracia. En cuanto al dinero, mediante distintos trabajos de inteligencia, encontraron que, apenas era acreditado, la mujer realizaba distintas trasferencias a cuentas de familiares y amigos, que luego retiraban la plata en efectivo y se la retornaban.

Con los datos aportados por las compañías consultadas por la Justicia, la geolocalización de los distintos teléfonos celulares y otros datos, el 6 de octubre del 2021 se ordenó el allanamiento y detención de la joven la ciudad del Tajamar, donde se encontraba con sus dos pequeños hijos. Allí encontraron decenas de tarjetas de debito y crédito, recibos de compras hechas por internet y en comercios, cuatro celulares, chips sin usar, perfumes y artículos electrónicos.

La libertad y los viajes

Por otra parte, el juez de San Isidro que entendió en la causa aceptó el pedido de su abogado defensor para que la mujer sea excarcelada. “Los fundamentos de esa decisión tienen que ver con que la pena máxima por el delito de estafa es relativamente baja, de 6 años, por lo tanto, como era su primer delito, correspondía liberarla. Además, tiene dos hijos chiquitos que cuidar”, explicó una fuente judicial.

Asimismo, vale señalar que la especulación judicial es que Etel y su banda robó grandes cantidades de dinero por día durante meses. Sobre esos tres millones robados en un día de junio de 2021, la Justicia pudo recuperar muy poco (500 mil) y lo hizo por un error de la joven cordobesa.

Precisamente, ese monto quedó congelado en un banco, porque la mujer lo depositó donde cobra parte de un plan que le da el estado. “Ella recibe $18 mil por mes y de golpe deposito $500 mil. Saltó una alerta en el banco y le retuvieron el dinero. Eso si se pudo recuperar”, explican los investigadores.

etel alta gracia 2.jpg

Con el respecto al resto del dinero, la Justicia cree que la joven cordobesa lo está gastando en el día a día en y viajes al exterior. En una publicación de enero de este año en Facebook, a la que accedió Infobae, se la puede observar vacacionando en distintas ciudades de Brasil.

Finalmente, vale destacar que Etel deberá afrontar un juicio oral por el delito de estafas, en el que irá acusada por el robo a la sillonería de San Isidro. La especulación es que podría recibir una pena máxima de tres años en suspenso, y así evitaría la cárcel.

Dejá tu comentario