Destacada Principal | coronavirus | Córdoba | casos

Coronavirus: En Córdoba preocupan las cepas importadas

Las nuevas cepas de Coronavirus generan preocupación en Córdoba y se analiza qué medidas son las más efectivas para evitar su llegada.

Mientras que en el país se multiplican las voces a favor del cierre temporal de las fronteras, por las cepas importadas de Coronavius, Córdoba está rediseñando controles de turistas y mercancías que provengan del exterior.

Con la circulación de nuevas cepas y situaciones críticas en varios países vecinos, la Provincia de Córdoba observa con preocupación el ingreso de personas y mercaderías desde el exterior.

Gabriela Barbás, secretaria de Promoción y Prevención de Salud, sostuvo que por estos motivos el gobierno provincial se encuentra “rediseñando los planes de control de ingreso de transportistas y el reingreso de personas que vienen del exterior”. Las principales medidas de control consisten en presentar un “PCR negativo y estar 10 días en aislamiento”, explicó la funcionaria. Sin embargo, reconoció que “lamentablemente vemos que hay poca adherencia y mínimos controles”.

A nivel nacional, científicos reclaman al Gobierno que imponga un control estricto del reingreso al país.

Luego de que el Gobierno central anunciara restricciones a fin de limitar un posible aumento de casos de coronavirus en la Argentina, un grupo de científicos instó a que se endurezcan las medidas con el cierre transitorio de fronteras.

“Solicitamos a las máximas autoridades nacionales imponer el cierre de nuestras fronteras, en particular para personas provenientes de Brasil y el control estricto tanto de las fronteras con el resto de nuestros países vecinos como de los vuelos internacionales”, sostuvieron a través de una carta pública que circuló en la víspera en las redes sociales.

El pedido, que durante la jornada de ayer acumuló miles de firmas de investigadores y académicos de todo el país, se realizó para “prevenir la llegada de variantes mucho más transmisibles y peligrosas” de coronavirus.

En la lista de solicitudes se sumó el pedido de “un confinamiento obligatorio por un lapso de 14 días para todos aquellos que reingresen a nuestro país, en hoteles o centros previamente asignados a esta tarea”. “Estas medidas deberían ser independientes de los estudios diagnósticos que los viajeros acrediten, atendiendo a que los mismos son incapaces de descartar la existencia de un proceso infeccioso incipiente”, reza la nota.

“Evitar o al menos demorar la circulación comunitaria de la variante P1 en el país, mientras avanza la vacunación, podría significar salvar miles de vidas”, enfatizaron los firmantes, cuya rúbrica fue encabezada por investigadores del Conicet como Andrea Gamarnik, el físico Jorge Aliaga, y el bioinformático Rodrigo Quiroga, entre muchos otros.

Evalúan que cada pasajero pague su test PCR y lugar de confinación

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, se reunieron ayer para evaluar propuestas para la “implementación de medidas adicionales de control” y nuevos anuncios para desalentar la salida de argentinos y residentes hacia países con nuevas olas y cepas de Covid-19. En el Gobierno hay preocupación por los argentinos que, aún ante el contexto regional de aumentos de casos y la aparición de nuevas mutaciones más agresivas, todavía analizan viajar al exterior.

Entre las medidas puestas en consideración gana terreno la idea de implementar decisiones como las de Canadá, donde cada pasajero tiene la obligación de pagarse sus test de PCR y su alojamiento de confinación de modo obligatorio. Más temprano, Vizzotti había declarado que “sin lugar a dudas” hay que desalentar los viajes: “La gente tiene que saber que ir a un lugar con casos, con una variante nueva, es un riesgo individual y sanitario para el país”.

Dejá tu comentario