Destacada Principal | Covid-19 | jugadores | positivo

El Covid-19 hace peligrar el Abierto de Australia

A pocos días del comienzo del Abierto de Australia, el primer grand slam de la temporada, el Covid-19 no da respiro.

Esta semana comenzaron a llegar los jugadores y sus cuerpos técnicos, a Melbourne, a fin de realizar la cuarentena prevista antes del inicio del torneo.

La situación se complicó para los jugadores, ya que en tres vuelos se registraron casos de Covid positivo. Hasta el sábado, de acuerdo a los diferentes comunicados emitidos por la organización del Australian Open, tres pasajeros de dos vuelos distintos que tenían destino final Melbourne dieron positivo en COVID-19 y todos los que viajaron en ellos deberán hacer cuarentena estricta, sin entrenar, durante 14 días.

En un principio eran 47 tenistas los afectados que solamente podrían hacer ejercicios dentro de sus respectivas habitaciones. Entre los que se encontraban en el primer vuelo charter (exclusivo de tenistas y entrenadores) están confirmados Pablo Cuevas (Uru) y Santi González (Col). Por otro lado, también los argentinos Guido Pella y Juan Ignacio Londero serían parte de los afectados, al igual que Kei Nishikori y Vicky Azarenka. Mientras que en el segundo avión afectado estaría la argentina Nadia Podoroska.

Luego se confirmó un tercer vuelo afectado por un nuevo resultado positivo de Covid-19. A los 47 tenistas afectados según informó la organización del torneo, se le agregan 25 jugadores más. Es decir que deja un total de 72 jugadores obligados a realizar una cuarentena estricta en sus habitaciones de hotel por 14 días sin poder entrenar.

Craig Tiley, director del primer Grand Slam de la temporada, rompió el silencio y se refirió a este tema: "Siempre sabíamos que existían este tipo de riesgos significantes, con esta pandemia nunca lo sabes. Todo el mundo que viajaba a Australia debía complementar un test negativo 72 horas antes de partir. Sabíamos que existía una posibilidad, pero fue desafortunado que dos personas hayan dado positivo", señaló en primer lugar.

Al mismo tiempo, el directivo confirmó que el torneo comenzará el 8 de febrero, tal como estaba programado, y que están revisando los calendarios para los jugadores afectados: "Estamos en esta situación, tenemos que lidiar con ella y el Australian Open seguirá adelante", indicó.

Por último, Tiley se expresó sobre los tenistas afectados: "Lo principal es hacer que la situación para los tenistas aislados sea lo más justa posible. La principal razón por la que los hemos hecho llegar antes es para tener este margen en caso de que sucediera algo así. Vamos a dejarles material a todos los jugadores para que puedan ejercitarse de manera correcta en sus habitaciones", aseguró.

Por Diego Carlucho

Dejá tu comentario