Destacada Principal | covid | vacuna | síntomas

Covid 19: Los tiempos de las vacunas contra el Coronavirus

Las vacunas contra el Covid 19 tienen distinta efectividad pero en todos los casos es necesario dar tiempo al cuerpo para que desarrolle los anticuerpos.

Lo que se sabe científicamente es que si te vacunas contra el Covid-19 y luego te contagiaste, probablemente no te vas a enfermar. Por eso es importante mantener precauciones aún luego de recibir la vacuna: hay que seguir usando barbijo y tomando distancia de otras personas (distanciamiento social).

Los especialistas aseguran que vacunarse es una manera efectiva de combatir la pandemia de Covid-19.

Esto es porque si una persona vacunada se contagia del virus, tendrá menos probabilidades de desarrollar síntomas o enfermarse gravemente.

Por ello, los expertos coinciden que “definitivamente se debe seguir con las medidas de cuidado y protección”.

La misión de la vacuna de engañar al sistema inmune para que éste desarrolle los anticuerpos que lo protegerán del virus es un proceso que toma tiempo, dependiendo de la vacuna que se trate.

Por ejemplo, la vacuna Sputnik del laboratorio Gamaleya (Rusia) logra una eficacia del 91,4% a los 7 días de la segunda dosis y 28 días después de la primera, y alcanzaría el 95% de eficacia luego de 42 días.

Lo que se reporta en la mayoría de los ensayos clínicos de las vacunas para Covid-19 es su efectividad para evitar que una persona enferme, lo cual no evita que se contagie o pueda contagiar (esto se está estudiando).

Ninguna vacuna es perfecta. Una vacuna que tenga una eficacia del 95% significa que cerca de 1 de cada 20 personas que la reciben puede que no obtenga protección contra la enfermedad, según explica el portal de coronavirus de la Universidad Johns Hopkins.

Otro factor que puede darse es el caso, por ejemplo, de una persona que sin saberlo ya esté contagiada al momento de vacunarse, con lo cual la infección podría seguir desarrollándose aún después de recibir la vacuna.

“Dar positivo en PCR no significa una falla de la vacuna, sino que probablemente esta persona no va a desarrollar síntomas graves incapacitantes ni va a ser hospitalizada. Ahí podemos decir que la vacuna funcionó porque la llevó a no desarrollar síntomas graves; mientras que no haber tenido la vacuna aumentaba la probabilidad de que sí lo hiciera. Entonces podemos decir que (a pesar de dar positivo) fue un caso exitoso de la vacuna”, explicó García Téllez, inmunóloga y especialista en enfermedades infecciosas.

Dejá tu comentario