Destacada Principal | covid | personas | casos

Covid: La población de entre 40 y 50 años es la más afectada en Córdoba

Las estadísticas indican que tanto la edad de los contagiados como la de los fallecidos por coronavirus tuvo una variación respecto a la primera ola de covid.

En 2021 se observa que las personas contagiadas de covid son más jóvenes que en 2020, en una franja que va de los 40 a los 50 años la mayoría. También hay diferencias con los fallecidos: el promedio de edad también bajó.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha expresado que se está ante un error al creer que si los pacientes son jóvenes y sanos no contraerán Covid-19 y no sufrirán complicaciones. Ya ha quedado demostrado, según el organismo, que esta enfermedad no es una gripe. Además murieron personas de edad temprana y aún se desconocen las consecuencias a largo plazo de la infección para quienes sobreviven la enfermedad.

Este escenario de incertidumbre se reproduce en todos los sitios y Córdoba no es ajena. La llamada segunda ola encuentra a los centros de salud con una mayor afluencia de gente joven que debe ser asistida por contagios, complicaciones derivadas de estos, y en los casos más críticos, decesos de estos pacientes.

Información oficial de Salud confirmó que el 60 por ciento de los pacientes contagiados son menores de 50 años. Y aunque admitió que las complicaciones pueden ser mayores, la evolución de los casos asistidos en el nosocomio público ha sido buena en todos los casos.

A partir de su experiencia el año pasado como directora de un nosocomio privado y ahora como especialista en su consultorio, la infectóloga Marta Santi aseguró que mientras en 2020 el promedio de edad de los internados por Covid era de entre 70 y 80 años, en la llamada segunda ola es de entre 40 y 50 años.

Las infecciones por Covid-19 con neumonía bilateral en personas desde los 20 años -y de esa franja etaria en adelante- resulta una patología frecuente a esta altura de la pandemia. “Generalmente se trata de personas con cormobilidades”, aseguró Santi.

Esto ocurre porque “Ha aumentado muchísimo la cantidad de casos; el año pasado se podía hacer una trazabilidad de los contagios, ahora ya no. Y al incrementarse el número de contagiados el virus afecta a otros grupos y va mutando conforme va contagiando”.

Santi adjudicó el mayor número de casos de coronavirus a las reuniones sociales no permitidas, “en la medida que sigan, los contagios continuarán creciendo”, apuntó.

La médica consideró que “existe una subvaloración del contagio” y explicó que “el hecho de que una persona no esté internada no significa que no esté complicada”. Indicó que a diferencia de 2020 cuando el diagnóstico “se demoraba”, actualmente es más precoz lo que hace que los pacientes puedan controlarse ambulatoriamente y no lleguen a la internación.

“El virus no es más fuerte, lo que ocurre es que hay personas que son más sensibles, es el caso de gente con cormobilidades que son más susceptibles de tener sintomatología y más riesgos de complicaciones. Aquí la cuestión es cómo el organismo responde al ataque del virus”, expuso.

Finalmente, Santi se refirió a las vacunas y las dudas que persisten respecto a si son efectivas para las nuevas cepas que hay en el país: “Por el momento no hay notificaciones de que haya una vacuna que no cubra determinadas cepas. Esto quiere decir que, por ahora, son efectivas para todos los serotipos que están presentes aquí”.

Dejá tu comentario