Destacada Principal | Cravarezza | Paz | justicia

La carta del hermano de la víctima de Cravarezza

"La paz finalmente llegó", fue una de las expresiones de Santiago Castro Allegro. Felicitó la labor de la instrucción y criticó a Cravarezza y su defensa

El hermano de la exesposa de Cravarezza, quien se desempeñó como abogado defensor, Santiago Castro Allegro, envió una carta a Villa María Ya! expresando sus sentimientos respecto al proceso judicial que duró varios años y a todo lo que dicen haber vivido en cada instancias hasta que se dictaminó la pena.

A continuación, el texto completo de Allego:

En particular del juicio, un año más o un año menos de condena no hace a lo aberrante de los hechos, que son un espanto por sí mismos. La regulación de la pena no deja de ser una cuestión de criterios con la que se puede estar más o menos de acuerdo.

A mi juicio, la fiscalía de instrucción, con muy buen tino, lo caratuló como acceso carnal en el menor y luego la Cámara lo tomó como abuso simple, lo cual, y más aún siendo a manos de un adulto de su entorno familiar no deja de ser un hecho aberrante. Justamente por eso no hay que perder de vista las consecuencias que tiene la condena y que, mas allá de la regulación de la pena, marca libertad y paz para las víctimas, tanto para la mujer como para el nene.

Las pruebas, estando personalmente en la instrucción de la causa, fueron rotundas dado que todo fue mediante medios probatorios imparciales que fueron pericias y Cámara Gesell realizadas por el equipo técnico de los Tribunales. Gracias al trabajo sumamente destacable de la fiscalía de René Bossio y el secretario Pedro Diana no sólo fue de una intachable labor técnica y jurídica sino con una humanidad muy grande que nunca se provocó una revictimización en ninguna de las dos víctimas.

Este es un punto muy importante, porque así como hubo chicanas y palos en la rueda de todas partes, funcionarios judiciales que nunca tomaron en serio estos hechos y a raíz de ello tomaron decisiones de las que me imagino hoy estarán arrepentidos y que han llegado a denunciarme a mí por sostener por más de dos años esta verdad, también hay una justicia que actúa, que toma a la víctima de manera integral y lleva a cabo su tarea.

Por eso, a quienes tengan niños sufriendo estas situaciones no dejen pasarlo, hay que actuar, porque con firmeza y convicción de justicia se llega a darles paz y libertad a esos niños, y a quienes estén sufriendo abusos dentro de su pareja también sepan que eso se puede demostrar y que bajo ningún punto de vista es tolerable.

Quienes estamos en esta tarea y sentimos a la justicia como un derecho irrenunciable y que es nuestro norte en la profesión estaremos siempre para esto, aun cuando a uno lo defenestren o lo acusen de lo que sea, como se ha querido hacer en este juicio. Pasó mucho tiempo, pero la paz finalmente llegó y quedó demostrada cada una de las cosas que se denunciaron.

Es momento de que la víctima viva su libertad, el condenado cumpla y, por parte de quienes entendemos esta profesión como una ayuda y servicio a quienes sufren injusticias, seguir nuestro trabajo con el impulso de que buscar justicia tiene recompensa.

Dejá tu comentario