Policiales |

Cruce de la muerte: Natalia perdió su embarazo y está conectada a un respirador

El nuevo accidente, en el llamado “cruce de la muerte” (Ruta Nacional 9 y avenida Jauretche) entre dos utilitarios no sólo dejó a una mujer luchando por su vida  sino que perdió, por el impacto entre los rodados, el feto que llevaba en el vientre de 7 meses. Cuando le practicaron la cesárea de urgencia estaba muerto.

Luciano Caponcelli, médico de la Terapia Intensiva del Hospital Pasteur, calificó de “gravísimo” el momento por el que atraviesa Natalia Vega de 42 años.

“Presenta un politraumatismo con un traumatismo de cráneo grave como consecuencia de la fractura de un hueso dentro del cráneo, que se llama peñazco además de un trauma de tórax bilateral con contusión pulmonar y un trauma abdominal el que, en el contexto de un embarazo de siete meses, generó una cesárea de urgencia”, explicó el facultativo.

Caponcelli indicó además que la mujer se encuentra “en estos momentos contectada a un respirador artificial, inestable desde el punto de vista hemodinámico y en una situación, desde su salud, sumamente crítica”.

Al accidente lo protagonizaron un utiliario Renault  Express y un Fiat Fiorino.  En el primero iba como acompañante una mujer, Natalia Vega.
Su esposo, quien era el que conducía, Mauricio Freytes (42 años) como el conductor del otro utilitario, Pablo Gómez (33) sufrieron lesiones leves.
Tanto Vega como Freytes son vecinos de Tío Pujio.

Audio: Declaraciones del médico Luciano Caponcelli de la Terapia Intensiva del Pasteur.

 

 

Dejá tu comentario