Destacada Principal | Cuarentena | justicia | Villa María

Niños y cuarentena: buscan que estén con ambos padres

Se flexibilizó la ley y, al ser Villa María zona blanca, los chicos podrán compartir tiempo con sus progenitores e ir de una casa a la otra

Con el objetivo de preservar el derecho de los niños y adolescentes y, por los buenos resultados que tuvo la cuarentena, la Justicia flexibilizó la ley, y Villa María no es la excepción, por lo que ahora se facilita que los padres que habían perdido contacto con sus hijos por el aislamiento, puedan recuperarlo.

La jueza Alejandra Garay Moyano dialogó con Radio Líder Argentina y explicó más detalles sobre los reclamos que han llegado al Juzgado para aclarar la situación del domicilio de los niños cuando los padres no son convivientes.

"Estamos transitando un período excepcional de emergencia sanitaria. En este marco, muchos padres presentaron declaraciones juradas para acreditar que estaban yendo a buscar a sus hijos. Hubo varias interpretaciones. El niño o adolescente debía quedarse en el lugar que fuera su residencia principal. El cuidado personal puede ser unilateral, -lo tiene la mamá o el papá y el otro no tiene el cuidado a cargo, sino un régimen de visita- después el compartido -cuando ambos progenitores participan de manera activa y cotidiana de las decisiones de la vida diaria del niño-. En este régimen el niño tiene residencia en ambas casas, un tiempo en cada uno", comenzó la aclaración la jueza.

A continuación, profundizó: "Los que tengan el compartido indistinto quedan viviendo con el progenitor que tenga al niño residente principal y el compartido queda en el domicilio donde lo agarró la situación excepcional de aislamiento. Había sucedido algo excepcionalismo, que fue dejar de lado los derechos de los niños y del Estado de asegurar que el niño mantenga contacto directo con ambos progenitores porque esto influye en su derecho a la identidad y a su correcto desarrollo madurativo. El Estado debe garantizar el contacto con ambos progenitores".

"Pasado dos meses, que inicia lo que se llama un proceso de desvinculación, que el niño está más en contacto con uno de los dos progenitores, se tomaron las medidas para avanzar en este contacto. Y se decidió levantar esta restricción de no ver a uno de los progenitores, en todo el país, y en Villa María especialmente por ser zona blanca. Entonces se comenzó a regularizar el régimen de manera semanal".

En tal sentido, "una vez por semana el papá o la mamá que han quedado aislado podían empezar a retirar al niño. Este sistema puede empezar a palear esto que pasaba".

Ante la consulta, dijo que "todavía no está prevista la cuestión de los abuelos. Pero, se puede analizar caso por caso de acuerdo a la relación que tenga el niño con el abuelo. Recientemente una niña quedó huérfana y sus vínculos más cercanos son los abuelos y tíos, entonces lo que uno debe es salvaguardar el derecho del niño de tener sus raíces presentes, que es el de dónde viene y va a ser que crezca fuerte y tome decisiones asertivas en el futuro. Las relaciones con sus familias son importantes".

Por otra parte, pidió colaboración a los padres: "Tenemos varios pedidos pero necesitamos que los padres no pongan obstáculos y dejen sus contiendas personales de lado. Porque, con la excusa de la cuarentena, algunos evitan que se contacte con el otro progenitor".

Ante la consulta, la jueza dijo que "se han agudizado estos reclamos por eso los exhorto a cumplir con el decreto nuevo. El niño está por encima de todo y además, sino facilitan el contacto están violando la ley porque es un impedimento de contacto".

Dejá tu comentario