Judiciales |

Cuatro años prisión para “quiosquero” por vender marihuana

Hoy se condenó en la Cámara del Crimen a Ismael Sosa a cuatro años de prisión por el delito de tenencia y comercialización de estupefacientes. Mientras que el camarista René Gandarillas decidió en su fallo absolver a la mujer del acusado que también estaba imputada.  

Ismael Sosa de 21 años, y su mujer, Analía Fernández, de 31, estaban sentados en el banquillo de los acusados por estar imputado de los delitos de tenencias y comercialización de drogas. Lo que en la popular se dice que “tenían un kiosko que comercializaba porros y ravioles de marihuana”.

Lo hechos ocurrieron en noviembre de 2015, efectivos de la  Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA), realizaron un allanamiento en una humilde vivienda, donde vivían los acusados, emplazada en barrio El Vallecito, Villa Nueva, donde encontraron, en diferentes sectores de la casa, paquetes de marihuana. Cabe destacar que el más grande era de 300 gramos.

En el transcurso del debate, Analia Fernández, expresó al momento de declarar que, “estaban pasando una situación económica difícil”, además admitió no tener nada que ver con la droga. Por su parte Sosa, en el momento de exponer su relato de los acontecimientos, relató que no tiene ningún trabajo ni oficio, y que en cuanto a lo económico sólo aportaba dinero mediante la venta de drogas.

El fiscal Francisco Márquez, luego de su alegato pidió la absolución de la mujer, en cambio para para el joven solicitó la pena de 4 años de cárcel (está alojado en barrio Belgrano). Por su parte la abogada defensora de la pareja, la asesora letrada, Silvina Muñoz solicitó la pena de tres años para Sosa.

Dejá tu comentario