Culpa del coronavirus: En un control cayó una mujer acusada de integrar la banda de los hermanos Gilli

En un control de tránsito para evitar la violación del aislamiento, la Policía de Córdoba interceptó a una mujer de barrio Maldonado, quien estaba prófuga de la Justicia de Villa María.

Extraoficialmente Radio Líder Argentina pudo conocer que se trata de Julia Andrea Moreno (41) quien circulaba en un Fiat Punto por Sabattini y Sargento Cabral, en el acceso sur de Córdoba Capital.

El agente que la interceptó, al chequear los datos con el sistema, advirtió que estaba prófuga desde 2017. Está acusada de ser parte de la banda desbaratada en Villa María tras una serie de allanamientos ordenados por la Justicia Federal, en la que descubrieron una cantidad importante de estupefacientes.

Desde la Fiscalía Federal, a cargo de María Schianni, se le imputó por el delito de comercialización de estupefacientes agravada por la pluralidad de intervinientes, y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

En la causa original iniciada hace tres años, fueron imputados y luego juzgados hombres y mujeres que comercializaban droga en Villa María, General Deheza, Dalmacio Vélez y Río Tercero. Se trata de los hermanos Carlos y Diego Gilli y el padre de ambos, Miguel; Pedro y Guido Pittavino (también padre e hijo) y Juan Antonio López, entre otros.

La fiscal federal de Villa María, los imputó por delitos de narcotráfico a todos los integrantes de la banda. El proceso judicial siguió su curso y finalmente fueron condenados.

Pero faltaba alguien para completar la investigación. La mujer que no estuvo durante los allanamientos y que quedó registrada como prófuga. Era una mujer que cumplía un rol central en la banda, dado que, se sospecha, proveía desde Córdoba los estupefacientes que el resto de la banda distribuía en la región.

Esa persona fue la que fue detenida el 4 de abril, en un control de rutina por el aislamiento.

La mujer está alojada en la UCA (Unidad de Contención del Aprehendido) de Córdoba Capital y desde ayer, vía Skype, fue indagada por la fiscal Schiaini. La acusada se abstuvo de declarar y el proceso continuará su curso.


 

Dejá tu comentario