Destacada Principal | cuota alimentaria | violencia de género | Bell Ville

Por no pagar la cuota alimentaria: Sin celular ni licencia

Para el Juez de la causa, las reiteradas omisiones al pago de la cuota alimentaria constituye violencia de género, por lo que dispuso una serie de medidas.

Por no pagar la cuota alimentaria sus hijos, dispusieron desde el Juzgado en lo Civil y comercial de la ciudad de Bell Ville, ordenar el corte de teléfono y prohibición de nuevas líneas como así también la suspensión de la licencia de conducir ciclomotores, como así también su renovación.

"Para el tribunal, su conducta implicó violencia de género en sus modalidades económicas y patrimoniales", señalaron desde el sitio de Justicia de Córdoba.

Luego considerar acreditado el incumplimiento de una sentencia de alimentos, el Juzgado en lo Civil y Comercial de 3° Nominación de la ciudad de Bell Ville ordenó el corte de los servicios telefónicos a nombre del padre incumplidor y prohibió que otorguen nuevas líneas.

Renunció al trabajo para no pagar la cuota alimentaria

El padre de los niños, según trascendió, ha tenido una conducta reiterada en el incumplimiento del pago, porque según pudo conocerse, cuando este hombre ingresa a trabajar en un empleo en blanco y regular, le envían el monto de la cuota alimentaria para que se le descuente de su sueldo y tomó la decisión de renunciar al empleo antes de disponerse a pagar dicha cuota que corresponde al alimento y gastos esenciales de los niños.

Ante esta reiterada omisión del cumplimiento de los deberes paternales el juez dispuso que no puede tener teléfono ni conducir hasta que dure este comportamiento.

Asimismo, dispuso la suspensión de la licencia de conducir “ciclomotores” otorgada por la comuna y prohibió su renovación hasta el cumplimiento efectivo de la deuda alimentaria. Estas nuevas medidas dictadas por el juez Eduardo Bruera se sumaron a otras que ya había dispuesto con la finalidad de vencer la resistencia al cumplimiento debido.

El magistrado remarcó que el progenitor continuó incumpliendo incluso luego de haberse ordenado la inclusión del progenitor en el Registro de Deudores Alimentarios Morosos y otras medidas de coerción como astreintes y prohibición de salir del país.

También subrayó que “el derecho alimentario constituye un derecho humano básico y resulta derivación del derecho a la vida”. A su vez, sostuvo que el incumplimiento del pago de la cuota alimentaria por parte del padre compromete el derecho de los hijos a un nivel de vida adecuado y el interés superior del niño, niña o adolescente.

El pago de la cuota como un hecho de violencia de género

El juez de la causa por otro lado, afirmó que esta conducta omisiva del progenitor configura un caso de violencia de género en los términos de la Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Integral contra las Mujeres 26.485.

“La falta de pago de la cuota alimentaria afecta directamente a la madre, pues ocasiona un deterioro de su situación económica, ya que debe cubrir de manera exclusiva las necesidades materiales de su hija, con la consiguiente limitación injustificada de sus propios recursos económicos”, enfatizó el juez.

cuota.mpeg

Audio: Informe de Patricia Gatti para Radio Ya!

Sin celular ni licencia, por no pagar cuota alimentaria

Dejá tu comentario