Destacada Principal | debito | juzgado | Banco

Bancor debió indemnizar a un cliente por debito incorrecto

Así lo determinó el Juzgado de Huinca Renancó luego de que el Banco debitara incorrectamente 12 mil pesos de la cuenta de un cliente.

Se dio a conocer la resolución del Juzgado de Huinca Renancó contra el Banco de Córdoba (BanCor), luego de que un cliente denunció un debito de dinero en su cuenta por error. Según se pudo constatar el Juzgado Civil, Comercial, Conciliación y Familia de la localidad mencionada, debió intervenir en la situación luego de que el damnificado agoto las vías posibles para efectuar su reclamo ante la entidad bancaria.

La situación comenzó cuando el vecino notó a comienzos de febrero que le habían debitado un monto de $12.100 de su caja de ahorro en concepto de Débito DEBIN. A raíz de esto, el hombre decide llamar a un 0-800 que el mismo banco le provee para denunciar lo sucedido. Asimismo, envió un mail a la cuenta de correo electrónico que también le indica uno de los empleados de la entidad.

Al no obtener respuestas, el 31 de marzo el damnificado envió una carta documento al Banco de Córdoba, y el 4 de mayo recibe como respuesta que el banco le rechazaba su pedido de devolución del dinero. Frente a esta situación decide finalmente presentar la demanda en la Justicia, el 8 de junio, pasados cuatro meses, después de agotadas todas las instancias administrativas.

Finalmente el Juzgado Civil, Comercial, Conciliación y Familia condenó al Banco de Córdoba a indemnizar al cliente por daño patrimonial directo, y por daño moral, por un débito incorrecto efectuado por la empresa Red Link a través de una billetera virtual VALEpei.

El juez Lucas Funes fundó su resolución en la responsabilidad objetiva y solidaria que tienen las empresas que participan de la cadena de prestación de servicios financieros. Es decir, si bien fue Red Link la dueña de esa billetera virtual, la que hizo el débito, lo hizo a través del Banco de Córdoba, de esa forma accede a la billetera virtual, entonces hay una cadena de prestación de servicios financieros, dijo el juez.

También se basó el principio de protección de consumidores y usuarios, denominado in dubio pro consumidor (la duda favorece al consumidor), previsto en el artículo 3 de la LDC y artículo 1094 del Código Civil y Comercial, dado que los consumidores son la parte débil en las relaciones contractuales.

En definitiva el Banco podría haber arreglado rápidamente lo sucedido devolviéndole los doce mil pesos al usuario, sin causar tanto malestar y tanto costo, porque por supuesto el abogado del vecino tendrá un honorario que el Juez regula en $64.000, así como también hay un perito para determinar cómo fue esta situación, por lo cual serán otros 64 mil. Por último, también regula los honorarios del abogado del perito informático oficial en 51 mil pesos.

Dejá tu comentario